La Cámara Nacional Electoral (CNE) envió hoy un oficio al Ministerio del Interior “a fin de reiterar la necesidad de que se prevea un plan de vacunación contra el coronavirus para las personas que sean designadas para cumplir el alto rol de autoridad de mesa en las elecciones nacionales este año”, según surge del texto.

El oficio dirigido al ministro Eduardo “Wado” de Pedro lleva la firma del presidente de la CNE, Santiago Corcuera, quien señaló que aquellas personas para quienes se requiere un plan de vacunación “representan la máxima autoridad de los comicios y la principal garantía de imparcialidad y neutralidad en su conducción, control y juzgamiento”.

“Está fuera de debate que los procesos electorales no son un servicio público sino que constituyen el ejercicio de la soberanía popular en su expresión más pura, en tanto su desarrollo y ejecución ha sido confiado a la participación comprometida de la propia ciudadanía”, sostuvo el magistrado en el texto al que accedió Télam.

El tribunal “descuenta” que el Ministerio del Interior “compartirá que la necesidad de inmunizar a las autoridades de mesa contra el Covid-19, lejos está de enmarcarse en una puja sectorial para determinar a qué personas se les otorgue prelación en el plan nacional de vacunación, a la vez que se trata de un requerimiento esencial para posibilitar la participación de aquellas en condiciones seguras”.

“La necesidad de inmunizar a las autoridades de mesa contra el Covid-19, lejos está de enmarcarse en una puja sectorial para determinar a qué personas se les otorgue prelación en el plan nacional de vacunación, a la vez que se trata de un requerimiento esencial para posibilitar la participación de aquellas en condiciones seguras”.

El presidente de la CNE solicitó, además, “se remite a la nómina de personas que se encuentran vacunada, para priorizar entre ellas la modalidad de designación, y se arbitren los medios para prever que, con anticipación suficiente, se incluya al cronograma de vacunación como personal estratégico esencial a los aproximadamente 200.000 ciudadanos que serán convocados como autoridades de mesa”. (Télam)