El jefe de Gabinete de Ministros, Santiago Cafiero, y el ministro del Interior, Eduardo de Pedro, encabezaron esta tarde la firma de un convenio marco de cooperación y colaboración entre esas dependencias gubernamentales y la Empresa Argentina de Soluciones Satelitales (Arsat), para conectar 13 cruces internacionales, distribuidos en los cinco países limítrofes a la Red Federal de Fibra Óptica (Refefo).

"Esta iniciativa forma parte de lo que el presidente (Alberto Fernández) presentó el año pasado en Arsat, que es el plan Conectar, un plan con una inversión muy fuerte en estructura de conectividad, en todo el territorio nacional", dijo Cafiero durante el acto de firma del convenio que se desarrolló en el Salón Norte de la Casa Rosada.

Agregó que "se está trabajando en la construcción de un satélite para brindar conectividad y además, junto al Enacom (Ente Nacional de Comunicaciones), con aportes no reembolsables para las provincias" tras firmar el convenio, acompañado también por la secretaria de Innovación Pública, Micaela Sánchez Malcolm; el secretario de Interior, José Lepere; y de manera virtual el titular de Arsat, Pablo Tognetti.

"También estamos trabajando con empresas de telecomunicaciones para brindar servicios de mayor acceso y más económicos para toda la ciudadanía", completó el jefe de Gabinete.

Con una inversión estimada de 1.380 millones de pesos, la iniciativa contempla el tendido de fibra óptica hasta el límite con los países vecinos y la instalación del equipamiento del lado argentino, para así conectar a la red de Arsat en los cruces de frontera, se informó.

En ese contexto, ya se iniciaron conversaciones con autoridades de los países limítrofes y se trabaja en preacuerdos, en tanto que el proyecto prevé sumar más pasos internacionales en el mediano plazo, añadieron los voceros.

De Pedro, por su parte, valoró el hecho de "lograr la sinergia entre las áreas del Estado, del Gobierno nacional, municipal y provincial, para generar mejor atención y servicio" y adelantó que la implementación del nuevo sistema "permitirá optimizar los servicios aduaneros, sanitarios y migratorios", así como " promover el desarrollo de las zonas de frontera, impulsar el crecimiento de las economías regionales y seguir ampliando la Red Federal de Fibra Óptica".

Esta iniciativa, se informó además, permitirá fortalecer la Refefo con una reducción de costos, un aumento de la capacidad y una reducción de la latencia.

Asimismo, se evitarán lo que se conoce como "saltos de redes", ya que la información en lugar de transmitirse por diferentes redes será procesada por Arsat, evitando esos puntos de interconexión y con un manejo unificado que redundará en una disminución de los costos de conectividad, se indicó.

A su turno, Sánchez Malcom explicó que "los puntos de frontera y de traspaso de ciudadanos van a estar conectados a internet con acceso a la información, servicios y las tramitaciones que requieran" y dijo que "además, esto implica la llegada de la red federal y estatal de fibra óptica y una posible conexión con servicios internacionales del otro lado de la frontera".

En tanto, Tognetti consideró que "es un primer paso para algo muy importante que es nada más y nada menos que llevar conectividad a todos los centros de frontera".

Los cruces internacionales son con Bolivia en La Quiaca-Villazón y Salvador Mazza - San José de Pocitos; con Brasil en Bernardo de Irigoyen- Barracão, Paso de los Libres- Uruguaiana y Puerto Iguazú-Foz do Iguaçu; con Chile en Paso de Jama-Susques, Uspallata-Santiago de Chile, Paso de las Carretas-Santiago de Chile y Ushuaia - Puerto Williams (conexión submarina); con Paraguay en Clorinda-José Falcón y Posadas-Encarnación y con Uruguay en Gualeguaychú-Fray Bentos y Concordia - Salto. (Télam)