El canciller Santiago Cafiero afirmó hoy que los países de América Latina y el Caribe esperaban "mucho más" de la administración de Joe Biden en relación al "daño" que generó en la región su antecesor Donald Trump, un perjuicio que, planteó, "todavía no se ha desandado", y reprochó la "agenda punitiva, de sospecha permanente" por parte de Estados Unidos hacia el resto de los países del continente.

"Lamentablemente Estados Unidos en el último tiempo se enfocó en una agenda punitiva, de sospecha permanente sobre la región", sostuvo Cafiero al hablar esta mañana con radio 10.

"América Latina y el Caribe, a partir del triunfo de Joe Biden, esperó mucho más de lo poco que se hizo. El daño que había hecho la administración (republicana de) Trump había sido muy profundo y todavía no se ha desandado todo ese daño", advirtió el titular del Palacio San Martín.

Entre esos daños, Cafiero enumeró "las divisiones, el Grupo de Lima, la persecución, promover bloqueos, sanciones", y en ese sentido consideró que tras la asunción del gobierno demócrata "hay demasiados temas que quedaron casi naturalizados, apagados en intensidad pero no con un resarcimiento desde el punto de vista político por parte de la administración de los EEUU".

"Pensamos que iba a haber un cambio y eso no pasó todavía", profundizó Cafiero, para quien se necesita entre EEUU y la región una agenda "más positiva, de mayor cooperación y respeto".

Las declaraciones de Cafiero se conocen días antes de que comience en Los Ángeles la Cumbre de las Américas, con EEUU como organizador y país anfitrión, a la que el presidente Alberto Fernández viajará el martes para representar a la Argentina y llevar la voz de la región en su condición de presidente pro témpore de la Comunidad de los Estados Latinoamericanos y el Caribe (Celac).

La administración de Biden decidió no invitar a la cumbre a algunos países de la región, como Venezuela, Nicaragua y Cuba, a cuyos gobiernos acusa de violaciones a los derechos humanos en sus territorios, pese a la exhortación del Presidente argentino y otros mandatarios de que el encuentro hemisférico se realice "sin exclusiones".

En ese sentido, Cafiero reiteró hoy la necesidad de que la cumbre se realice "concitando todas las voces y sin exclusiones".

"Eso fue lo que nosotros desde hace meses venimos comunicándole a los organizadores: que en ese tiempo de incertidumbre, de crisis global producto de la pandemia y de la guerra y sus consecuencias, lo que necesitamos era tener un espacio de encuentro donde se pueda discutir desde las diversidades y el respeto, pero que estén todos en la misma mesa", profundizó Cafiero esta mañana.

En ese marco, destacó que la Celac es "un foro sin exclusiones, en el que no necesariamente están todos (los países) de acuerdo".

Esta semana, se confirmó asimismo la realización de una próxima reunión bilateral entre Fernández y Biden, a celebrarse en Washington hacia fines del mes de julio, "tentativamente el 25" de ese mes, según se difundió originalmente.

"La reunión con Biden es importante. Argentina tiene inversiones de capitales norteamericanos que generan empleo diariamente y necesitamos que se potencien. Hay un déficit de balanza comercial. Necesitamos que vengan empresas a aumentar la oferta exportable y ese balance se equilibre", concluyó el titular del Palacio San Martín. (Télam)