El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, sostuvo hoy que mientras el presidente Alberto Fernández “ya asumió su error” por la reunión en Olivos durante el ASPO, “dijo lo que va a hacer y pidió disculpas”, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, “todavía no se disculpó con nadie por ir con mariachis a la casa de (Elisa) Carrió, pese a que también tiene una causa en la justicia”.

El Presidente ya asumió su error, avanzó, dijo lo que va a hacer, pidió disculpas, (pero) Larreta todavía no se disculpó con nadie por ir con mariachis a la casa de Carrió, no se disculpó con nadie, lo han denunciado y lo están investigando y también tiene una causa, aunque eso no aparece en ningún a lado”, expresó Cafiero.

En una fuerte crítica a la actitud de los dirigentes opositores, el jefe de Gabinete apuntó que “ellos no se han presentado a la justicia” y se muestran como “los reyes de la República y de una moralina que estuvieron exhibiendo”.

En ese sentido, dijo que había “visto (al candidato a diputado nacional de Juntos por la provincia de Buenos Aires) Diego Santilli exhibiéndose como el hombre más ético de la Argentina y después, a los cuatro días, salió que él había estado con mariachis en una fiesta y se calló la boca y no habló más”.

Agregó, en declaraciones desde el CCK, que "no se busca con esto apuntar a que ellos también se equivocan, porque la sociedad argentina no pretende eso”, pero consideró que “sí tiene una vara mucho más alta con nosotros y nos exigen mucho más, y está bien que sea así, porque a nosotros cuando nos exigen damos respuestas”.

En cambio, a los dirigentes del anterior gobierno "cuando los exigían miraban para otro lado y no se hacían cargo nunca, eran acompañantes terapéuticos de la crisis que iban provocando, eran comentaristas”, disparó el funcionario.

Afirmó que el actual Gobierno se hace cargo “de los errores, pero también de los aciertos, como los 50 millones de vacunas que trajo el Presidente, porque las vacunas que se dan en todos los rincones del país las trajo el Gobierno nacional”.

“Larreta, que tenía los contactos de (Mauricio) Macri para traer las vacunas de no sé dónde, no trajo una sola vacuna, eso no está mal, pero lo que sí está mal es que sigan hablando del plan de vacunación y no hagan este reconocimiento”, enfatizó.

Cafiero, tras considerar que “hubo toda una campaña de manipulación de la opinión pública” sobre la vacunación, con el propósito de “enojar más a lo que están enojados, angustiar más a los que están angustiados”, afirmó que la oposición “magnifica todo a un nivel superlativo” como “una cortina de humo permanente”.

En ese contexto, reivindicó la figura del médico sanitarista, neurocirujano y exfuncionario peronista Ramón Carrillo, porque “con él se constituye en el primer gobierno que incorpora el Ministerio de Salud”, mientras que “el único gobierno que degradó ese Ministerio a Secretaría fue el Macri y nosotros lo restablecimos”.

(Télam)