El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, defendió hoy la decisión de suspender las clases presenciales en todos los niveles educativos hasta el próximo 21 de mayo en el Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA) y dijo que no se trata de "una decisión en contra de nadie, sino a favor de cuidar vidas".

"No es una decisión en contra de nadie sino a favor de cuidar vidas. Confiamos en el diálogo político", dijo Cafiero esta mañana en declaraciones a radio La Red y la señal Todo Noticias (TN).

Asimismo, consideró que "no es vinculante" el dictamen del procurador interino de la Nación. Eduardo Casal, quien estableció ayer que es inconstitucional el decreto de necesidad y urgencia 241 en el cual suspendió del 19 de abril y hasta hoy las clases presenciales en el AMBA, que fue objetado en la Justicia por el jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta.

"No es vinculante, nosotros continuamos con el entendimiento de que todas las normas que se dictan son constitucionales; creo que el proceso está equivocado", dijo el funcionario y advirtió que "es parte de un debate que se embarró y no tuvo claridad".

Para el jefe de Gabinete, es una "cuestión conceptual básica, y se confunden medidas sanitarias con medidas educativas, pero es parte también de un debate que se embarró y no tuvo claridad y esa poca claridad la está expresando él con su dictamen" ante la Suprema Corte.

El presidente Alberto Fernández anunció hoy serán "exclusivamente a distancia" hasta el 21 de mayo próximo las clases en todos los niveles educativos que se desarrollen en aquellas zonas zonas catalogadas de "alerta epidemiológica y sanitaria", como es el caso del Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA).

"El dictado de clases se realizará exclusivamente a distancia", anunció Fernández en el mensaje difundido esta mañana, al referirse a las zonas que, por su situación epidemiológica y sanitaria, sean catalogadas en estado de "alerta", como es el caso de la región metropolitana.

(Télam)