El canciller Santiago Cafiero mantuvo hoy una reunión con la embajadora de Indonesia en Argentina, Niniek Kun Naryatie, con quien abordó temas de la agenda bilateral e intercambió puntos de vista sobre la actualidad de cada región, en el marco de la celebración del 65 aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas entre ambos países.

Cafiero y Niniek Kun Naryatie coincidieron en que se deben seguir "profundizando" los lazos bilaterales en todas las áreas, en el marco de un intercambio bilateral que alcanzó a 1.551 millones de dólares en 2020, informó la Cancillería en un comunicado.

Cafiero agradeció el apoyo de Indonesia a la reanudación de negociaciones entre la Argentina y el Reino Unido a fin de encontrar una solución definitiva a la disputa de soberanía a que se refiere la Cuestión de las Islas Malvinas, agrega la información.

En materia económica-comercial ambos coincidieron en que hay un claro potencial para "incrementar y diversificar" las exportaciones, y en ese sentido, pusieron de relieve la reciente firma del Memorándum de Entendimiento sobre cooperación en materia de productos Halal como un paso importante en el marco de las gestiones tendientes a facilitar el ingreso de carnes argentinas al mercado indonesio.

El canciller hizo hincapié en el interés argentino en avanzar en "acciones concretas de cooperación técnica bilateral, especialmente en materia agrícola", teniendo en cuenta que Indonesia es un tradicional socio de la Argentina, además de un actor estratégico para nuestro país en Asia.

Por otra parte, Cafiero y la embajadora Kun Naryatie manifestaron su satisfacción con el avance en el diálogo Mercosur–Indonesia, señala el comunicado.

Click to enlarge
A fallback.

El canciller argentino felicitó además por la reciente asunción de Indonesia a la Presidencia del G20, y manifestó que la Argentina está dispuesta a "cooperar y trabajar en conjunto", en el marco de este Grupo, aprovechando las coincidencias respecto a las necesidades y prioridades de los países en desarrollo en la actual coyuntura.

Los productos "halal" son aquellos que los musulmanes consideran "lícito", y es el término que utilizan para designar lo que no está prohibido por la ley islámica, que se podría traducir como lo autorizado, recomendable, saludable, ético o no abusivo.

Por ejemplo, el alcohol, la pornografía, la carne de cerdo y las apuestas son haram, es decir, entran en la categoría de "prohibido".

Indonesia, con una población de más de 270 millones de habitantes, es uno de los países más poblados del mundo, donde la religión más extendida es el Islam, con un 83,99% de personas que lo profesan, y de ahí la importancia de tener en cuenta la cultura del país en el intercambio de exportaciones, según comentaron fuentes oficiales.

(Télam)