En la última jornada de la visita oficial a Chile, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, destacó que el presidente Alberto Fernández y el mandatario anfitrión, Sebastián Piñera, al igual que los equipos de ambos gobiernos, "compartieron experiencias de cómo se viene trabajando (ante la pandemia de Covid-19) en cada uno de los países" y precisó que, sobre todo, analizaron "la accesibilidad de los insumos".

Cafiero relató que la delegación argentina que participó de la visita de dos días a Santiago de Chile contó a la comitiva oficial que acompañaba a Piñera detalles del apoyo del Estado argentino a la empresa que fabrica respiradores mecánicos en el país, como también del acuerdo con la compañía farmacéutica AstraZeneca y el Estado mexicano para producir "más de 200 millones de dosis de vacunas entre Argentina y México".

"Como Argentina tiene soberanía industrial -remarcó Cafiero en una entrevista a la TV Pública- tuvimos la posibilidad de que los respiradores se hicieran en nuestro país y eso, apalancándolo con créditos blandos, permitió que la empresa que venía haciendo los respiradores pudiera ampliar su producción y proveer a todo nuestro país, y a partir de proveer a todo el país tener la posibilidad de exportar", afirmó.

Además, el jefe de Gabinete se refirió al formato de producción de las vacunas desarrolladas por AstraZeneca y la Universidad de Oxford y, en ese sentido, subrayó que "Argentina arma el activo y lo envía a México, que lo termina envasando y generando las dosis específicas con todos los cuidados, y a partir de ahí se va a distribuir en toda Latinoamérica, con la excepción de Brasil", señaló en referencia a la cooperación de la compañía mAbxience, cuya planta en la localidad bonaerense de Garín producirá el principio activo de la vacuna de Oxford, la Fundación Slim y el laboratorio mexicano Liomont, que hará el envasado.

En relación a la actualidad política, Cafiero señaló que "la oposición se enreda en querer explicar o marcar errores, que los hay, pero en ningún momento hace autocrítica y mucho menos una propuesta".

"Es importante marcar siempre cuál fue el punto de partida (de la gestión del Frente de Todos). Y fue un punto de partida bajo, bien bajo. La Argentina que dejó Macri era una Argentina fundida. Y, casualmente, con el sistema de salud derrumbado", subrayó.

Por último, consultado por los viajes del Presidente fuera del país y la inserción internacional de la Argentina, Cafiero reafirmó que el Jefe de Estado "siempre tuvo la vocación (de visitar a otros mandatarios) pero recordó que la irrupción de la pandemia del coronavirus "cambió el mundo".

"Si uno mira cuando el presidente apenas asumió, en el mes de diciembre (de 2019), fue al Estado de Israel. Luego, durante fines de 2020, hizo una gira por Europa en la que visitó y mantuvo reuniones bilaterales con distintos líderes mundiales. Así que (Alberto Fernández) siempre tuvo la vocación (de viajar fuera de la Argentina), lo que pasa es que después vino la pandemia y a partir de ahí el mundo cambió", remarcó el Jefe de Gabinete antes de que la comitiva presidencial emprendiera el viaje de regreso a Buenos Aires.

(Télam)