El ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, Juan Cabandié, encabezó hoy en Santa Cruz un acto para la entrega de maquinarias del programa para la Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos (Girsu) y el lanzamiento del plan de recolección diferenciada de residuos en Río Gallegos.

En un acto realizado en el gimnasio municipal "Lucho Fernández", junto a la gobernadora Alicia Kirchner y al intendente de la capital provincial, Pablo Grasso, Cabandié dijo que "esto lo hacemos a partir de que gestionamos y pudimos recuperar cuando nos sentamos con el BID (Banco Interamericano de Desarrollo), este crédito que estaba caído, que la gestión anterior dejó caer porque no lo gestionaba".

"Sin embargo la gestión anterior se tiraba de cabeza a los créditos del Fondo Monetario para la especulación y el vicio financiero. Es decir que los créditos que no había que usar los usaba para unos pocos y los créditos que sí tenía que usar, que eran para la gente, los dejaba caer y no los utilizaba", dijo en referencia al macrismo.

Cabandié resaltó que, "como decía Néstor (Kirchner), los muertos no pagan, cuando tuvo que renegociar la deuda allá en el 2005, y la verdad que hoy nosotros estamos en una situación que incluso es agravada por el Covid, y tenemos que tomar decisiones".

"Primero crecer, primero el desarrollo, primero nuestra gente", resaltó.

La gobernadora firmó con Cabandié la adhesión de la provincia al plan integral Casa Común del Gobierno nacional y reflexionó sobre "la importancia del ambiente en nuestras ciudades, porque hoy por hoy tenemos ciudades hipotecadas, no solo por el FMI sino porque no estaban pensadas en función de las distintas generaciones".

"Que no pase lo que le pasó a Pablo cuando tuvo que asumir con una ciudad insostenible", dijo por la gestión que Grasso asumió tras la administración del radical Roberto Giubetich.

(Télam)