La secretaria Legal y Técnica de la Presidencia, Vilma Ibarra, dijo hoy que la jefa del PRO; Patricia Bullrich, "no quería que se hiciera nada" contra el coronavirus, al tiempo que defendió las medidas adoptadas por el Gobierno y exhortó a "no naturalizar la cantidad de muertos".

Cuando "nos dicen 'hay que abrir, hay que abrir', como la presidenta del principal partido de oposición, que nos hizo varias demandas para que no se apliquen restricciones de salida a la noche, ni cierre de comercios, ni reuniones sociales en domicilios, para que no se aplicara la restricción de pasar a enseñanza virtual en los colegios, la verdad es que no quería que se hiciera nada", sostuvo Ibarra.

Y advirtió que "si no se hacía nada ya hubiésemos llegado a una situación desmedida en nuestro sistema de salud".

"Ese país lastimado, herido económicamente, con índices muy malos, sobreendeudado... Sobre esa Argentina lastimada llegó esta pandemia".

La funcionaria dijo en Radio con Vos que se han "visto escenas dramáticas en el mundo con sistemas de salud muy robustos" y recordó la situación en la que estaba la Argentina antes de la llegada del coronavirus.

El país "no tenía Ministerio de Salud, tenía vacunas que vencían y hemos tenido problemas con los calendarios de vacunación antes de que asumiera nuestro Gobierno. Ese país lastimado, herido económicamente, con índices muy malos, sobreendeudado... Sobre esa Argentina lastimada llegó esta pandemia", afirmó.

"Ese es el país que estamos gobernando. El otro país que nos dejaron, con todo ese desastre que tenía, era un país que lo dejaron así sin pandemia. Nosotros estamos gestionando en la peor pandemia del último siglo, un país muy lastimado, donde sabemos las dificultades que tiene la gente para llegar a fin de mes y con el riesgo de que se afecte la salud; estas son las disputas que tenemos que dar", dijo la funcionaria.

Sobre la nueva etapa de restricciones a partir de hoy, Ibarra recordó que hay un DNU que está "vigente y establece qué medidas rigen" según el nivel de riesgo epidemiológico, el cual tiene características "similares a la ley que está en tratamiento en el Congreso".

"El otro país que nos dejaron, con todo ese desastre que tenía, era un país que lo dejaron así sin pandemia. Nosotros estamos gestionando en la peor pandemia del último siglo, un país muy lastimado, donde sabemos las dificultades que tiene la gente para llegar a fin de mes y con el riesgo de que se afecte la salud; estas son las disputas que tenemos que dar".

Sobre el nivel de aplicación del DNU, la funcionaria respondió: "Sabemos que a veces algunas jurisdicciones lo aplican en forma tardía, o en forma parcial o controlan poco o nada y es un gravísimo problema. Esto genera un desaliento muy grande en la gente que sí cumple, por la sensación de injusticia, y segundo no logran ser todo lo eficaces que tienen que ser".

Al respecto dijo que "no hay una sanción específica prevista" por esa actitud pero "sí tiene que ver con el incumplimiento de una norma, con lo cual darán cuenta las autoridades correspondientes; no le toca al Poder Ejecutivo eso ".

En cuanto al proyecto marco en tratamiento en el Congreso, Ibarra se consideró "enemiga de que las cosas se resuelven judicialmente" y por eso, dijo, es necesario "avanzar con acuerdos políticos".

Añadió que "la situación dinámica" planteada por la pandemia obligó a avanzar con "decretos de necesidad y urgencia" y ahora se ha "aprendido lo suficiente para poder hacer una ley marco que establezca y haga previsible las decisiones, algunas cosas seguramente se saldarán mejor y algunas no".

Agregó que "tenemos que poder aportarle a la ciudadanía un marco de seguridad por eso insistimos tanto en los mecanismos legislativos, de dialogo y de persuasión, de explicar que no es razonable que nos habituemos a tanta cantidad de muertos".

El proyecto de ley es la "forma de darle una fortaleza importante a la forma de enfrentar la pandemia" y una respuesta para un país federal, aseveró.

Explicó que los países con esa distribución territorial del poder "tienen una clara dificultad" porque "concurren competencias propias de los distintos distritos y una necesidad de enfrentar una pandemia que no reconocen límites provinciales"

Acerca de las medidas adoptadas por el Gobierno expresó que "debemos lograr que no se naturalice una cantidad alta de muertos. No podemos naturalizar vivir en alarma epidemiológica. Por eso lo que pretendemos es bajar ese nivel".

"Las medidas más duras, más difíciles, más intensas están reservadas precisamente para la alarma. Por eso queremos establecer medidas que se cumplan, que se controlen, y que tengan respaldo político para que su eficacia sea mayor y rápidamente bajar de un nivel de alarma", añadió.

De la vacunación, advirtió que hubo un "discurso de un sector minoritario pero muy intenso en contra de las vacunas" que hizo "acusaciones" al Gobierno cuando trajo la Sputnik V.

Frente a ello, añadió, es necesario "disputar significados" porque "la gente se emociona mucho y siente un enorme alivio cuando vacunan" a sus parientes y allegados".

(Télam)