La Cámara en lo Penal Económico definirá qué magistrado sigue al frente de la causa que investiga al expresidente Mauricio Macri y parte de su Gabinete por el supuesto contrabando agravado de pertrechos militares a Bolivia en 2019.

El juez que tiene el caso hasta el momento, Javier López Biscayart, formalizó hoy el conflicto de competencia con su par del fuero Alejandro Catania y elevó el tema al Tribunal de Apelaciones, superior jerárquico de ambos, según la resolución a la que tuvo acceso Télam.

Esto ocurrió un día después de la decisión del fiscal del caso, Claudio Navas Ria, de imputar también al exjefe de Gabinete de Ministros Marcos Peña; al exministro de Relaciones Exteriores y Culto Jorge Faurie; y al exsecretario de Asuntos Estratégicos de la Nación, Fulvio Pompeo.

La decisión se tomó en base a una ampliación de denuncia hecha por el Gobierno nacional.

El 2 de agosto pasado, López Biscayart había declinado la competencia en el caso y lo envió a Catania, porque en ese juzgado tramitaba una denuncia hecha antes por los mismos delitos, presentada por el excamarista federal Eduardo Freiler.

Pero Catania rechazó esa decisión y devolvió el expediente a López Biscayart.

Este último magistrado decidió seguir con el trámite de la pesquisa para no causar demoras pero abrió un legajo separado ante el conflicto de competencia y ahora remitió el tema a la Cámara.

Más allá de que juez resulte designado en el Tribunal de Apelaciones, el fiscal seguirá siendo el mismo, Claudio Navas Rial.

En la causa están imputados el expresidente Macri; su exministra de Seguridad, Patricia Bullrich; el exministro de Defensa, Oscar Aguad y el excomandante de Gendarmería Gerardo Otero. (Télam)