El secretario de Estado de los Estados Unidos, Antony Blinken, afirmó que Washington respondería "rápidamente" junto a sus aliados si Corea del Norte realiza una prueba nuclear, alertado por las más recientes denuncias de Seúl con respecto a nuevos lanzamientos de misiles desde Pyongyang. "Estamos en contacto muy estrecho con nuestros aliados y socios cercanos, comenzando con Corea del Sur, también con Japón y otros, para poder responder rápidamente si los norcoreanos proceden con tal prueba", declaró en una rueda de prensa posterior al encuentro con su homólogo surcoreano, Park Jin. Blinken abundó: "Y estamos preparados para hacer ajustes tanto a corto como a largo plazo en nuestra postura militar según corresponda". Asimismo, señaló que su país "no tiene intenciones hostiles" hacia Pionyang y que el diálogo sigue siendo una opción: "Así que continuaremos acercándonos a la República Popular Democrática de Corea. Estamos comprometidos a buscar un enfoque diplomático". "Hasta que el régimen de Pyongyang cambie de rumbo, continuaremos manteniendo la presión", aseveró en referencia a las sanciones internacionales impuestas a Corea del Norte. Por su parte, Park Jin manifestó que cualquier provocación de Corea del Norte, incluida una prueba nuclear, recibirá una respuesta unida y firme e instó a China a usar su influencia para persuadirla de que no reanude sus ensayos atómicos. Además, expresó que su vecino del norte se encuentra en una encrucijada, en la que podría continuar con una prueba nuclear y aislarse, o volver a la diplomacia y el diálogo. Según las autoridades de Seúl, Corea del Norte realizó el pasado domingo el lanzamiento al mar de lo que parecen ser proyectiles de artillería presumiblemente desde lanzaderas de cohetes múltiples. La reciente prueba se produjo después de que Pyongyang lanzara a principios de mes ocho misiles balísticos de corto alcance hacia el mar del Japón: en respuesta, los Estados Unidos y Corea del Sur dispararon el mismo número de misiles. A mediados de mayo, la entonces portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, señaló que Corea del Norte estaba lista para llevar a cabo una prueba nuclear "incluso este mismo mes". El consejero de Estado y ministro de Relaciones Exteriores chino, Wang Yi, envió un mensaje de felicitación, fechado el domingo, a la nueva ministra de Asuntos Exteriores de la República Popular Democrática de Corea (RPDC), Choe Son-hui. En su misiva, Wang afirmó que "China y la RPDC, unidas por montañas y ríos, han disfrutado de una amistad inquebrantable, que siempre se ha ido volviendo más sólida con el paso del tiempo". En los últimos años, continuó, bajo la orientación estratégica del secretario general del Comité Central del Partido Comunista de China, Xi Jinping, y del secretario general del Partido de los Trabajadores de Corea, Kim Jong Un, las relaciones entre los dos países han entrado en una nueva época histórica. Tras destacar los cambios complicados y profundos que está experimentando la situación tanto internacional como regional, Wang expresó su disposición a forjar una buena relación de trabajo con la nueva jefa de la diplomacia de la RPDC, además de mantener una comunicación y coordinación estrechas, para implementar seriamente los importantes consensos alcanzados por los máximos líderes de los dos partidos y los dos países. De esta manera, ambas partes se esforzarán aún más para seguir impulsando los lazos de amistad y cooperación tradicionales entre los dos países, para que estos puedan avanzar con el paso del tiempo elevándose hasta nuevos niveles, concluyó. AMR NA