(Por Daniel Scarímbolo, enviado especial) El senador Pablo Blanco (Juntos por el Cambio-Tierra del Fuego) consideró que la convocatoria del Gobierno nacional a representantes de distintos sectores de la oposición para acompañar el planteo que se hará hoy ante el Comité de Descolonización de Naciones Unidas obedece a que "la cuestión Malvinas es una política de Estado".

En este sentido, en diálogo con Télam, Blanco subrayó que, en estas cuestiones, "tienen que participar todos los sectores políticos, como vienen haciendo todos los años".

"En reiteradas oportunidades vine participando por la provincia de Tierra del Fuego y siempre hubo convocatoria a todos los espacios políticos; es una tradición que se sigue sosteniendo", añadió el senador nacional.

Sobre las repercusiones que pueda llegar a tener esta misión en la ONU, Blanco espera "que haya una ratificación, como viene año tras año en el Comité de Descolonización, sobre el reclamo argentino".

"Vamos a ver qué dice el canciller (en su exposición de hoy en el marco de la sesión del Comité Especial de Descolonización de la ONU), pero no me cabe ninguna duda de que el resultado va a ser una ratificación de lo que año tras año se viene llevando a cabo" en ese ámbito.

En cuanto la necesidad de que el Reino Unido se siente a una mesa de negociación con la Argentina por la disputa de la soberanía por las Islas Malvinas, Blanco apuntó que "siempre se plantea eso, pero Gran Bretaña se niega a conversar".

"Eso significa que no tienen razón porque, cualquiera que la tuviera, tranquilamente se podría sentar; pero esa es la mecánica que tienen ellos", añadió el legislador opositor.

Para Blanco, la solución a la negativa del Reino Unido "es seguir insistiendo hasta que podamos una vez más llevarlo al seno de la ONU, no solamente en el Comité de Descolonización sino a la Asamblea General, para que ratifique lo que se viene sosteniendo año tras año, que no es más ni menos que la Resolución 2065", que encuadra al caso de las Malvinas en una situación colonial por parte de los británicos e invita a ambos gobiernos a a proseguir sin demora con las negociaciones. (Télam)