El embajador argentino en Bolivia, Ariel Basteiro, dijo hoy que en las próximas horas concurrirá al galpón donde se encuentra el material represivo descubierto ayer por el general de la Policía de Bolivia, Jhonny Aguilera, enviado desde Argentina en 2019 en el marco del golpe de Estado al expresidente Evo Morales, y afirmó que será para "hacer una inspección visual".

"Íbamos a ir esta mañana, nos solicitaron pasar la visita a ese galpón", expresó el embajador en declaraciones a Radio Nacional y manifestó que "todavía" no tienen "horario".

Basteiro señaló que se trata de "hacer una inspección visual" y destacó que les comunicaron que "el material tiene la faja de Fabricaciones Militares Argentinas", por lo que agregó que "no hay mucha duda" sobre su procedencia.

El embajador se refirió a la confirmación realizada ayer por Aguilera, que indicó que parte del material represivo enviado desde Argentina a ese país en 2019 "continúa en los depósitos de la institución" y aclaró que "no existe documentación alguna que respalde esos pertrechos".

"En cuanto a lo que pasará con ese cargamento, si es contrabando, no conozco la legislación al respecto, pero la Justicia boliviana seguramente la necesitará como prueba", expresó Basteiro, que estimó que "solamente en cartuchos hay más de 80 mil dólares de costo".

"El descubrimiento de la policía de ayer fue encontrar la prueba del delito, un hecho no menor", destacó el embajador y manifestó que "con esto no hay cómo poder justificar que no se hizo contrabando, que salió de Argentina, que se hizo de manera irregular".

Asimismo, manifestó: "Creo que a futuro va a seguir apareciendo documentación respaldatoria de todas estas maniobras".

El escándalo por la sospecha de que el Gobierno de Mauricio Macri colaboró con el golpe de Estado realizado en Bolivia en el 2019 para derrocar al expresidente Morales se profundizó ayer con la confirmación oficial de que parte del material represivo enviado irregularmente por Cambiemos "continúa en los depósitos" de la policía boliviana, sin documentación que "respalde" esos pertrechos.

Bolivia, en tanto, profundizó su investigación interna y aseguró que se está a punto de identificar "qué funcionarios acudieron al aeropuerto" a recibir el cargamento transportado en un avión Hércules C-130 de la Fuerza Aérea Argentina, en momentos en que el país andino sufría un golpe de Estado, que derrocó a Morales y puso ilegalmente en el poder a Jeanine Áñez, hoy encarcelada. (Télam)