El embajador argentino en Bolivia, Ariel Basteiro, sostuvo hoy que le da "vergüenza" cuando los funcionarios del gobierno de Bolivia le consultan sobre el avance de la causa por el tráfico de armas a ese país desde Argentina, ocurrido en noviembre de 2019 durante el golpe de Estado que derrocó al presidente Evo Morales, y consideró que en los tribunales federales de Comodoro Py "no hay movimientos" en la instrucción de ese expediente.

"Da un poco de vergüenza que los funcionarios bolivianos nos pregunten qué pasó con esta causa y la verdad es que no tengo muchas respuestas para darles. En Bolivia ya hay un condenado por esos hechos", afirmó Basteiro en declaraciones a AM 750.

Basteiro se refirió así a Renzo Arteaga Fernández, un funcionario boliviano que autorizó, "en un trámite irregular el ingreso del avión de la Fuerza Aérea Argentina con las municiones" que presuntamente se utilizaron para reprimir a los simpatizantes de Evo Morales, que se manifestaban contra el régimen dictatorial de Jeanine Áñez, surgido tras la asonada que desplazó al gobierno constitucional de la nación del antiplano.

"Le dieron ya tres o cuatro años de prisión y en estos días se va a conocer el peritaje de la nota que (el general de la Fuerza Aérea boliviana Jorge) Terceros Lara envió a la Embajada Argentina", señaló Basteiro sobre la misiva que envió ese militar agradeciendo al gobierno de Mauricio Macri el envío de pertrechos y municiones de goma.

Y al respecto, el diplomático agregó "Yury Calderón que era el jefe de la policía en Bolivia en el momento del golpe espera una sentencia que se calcula sea de entre 8 a 10 años de prisión por ser participe en un contrabando agravado de armas".

La investigación que lleva adelante la justicia boliviana se abrió tras descubrirse una carta enviada por Terceros Lara el embajador argentino Normando Álvarez García, agradeciéndole por las 70.000 municiones enviadas en noviembre de 2019 a Bolivia.

"Mientras todo esto pasa en Bolivia, en Argentina la causa no ha tenido ningún tipo de movimiento. Está paralizada. Eso demuestra que existe una intencionalidad política de encubrir a los exfuncionarios, o al gobierno de (el expresidente Mauricio) Macri en todas las acciones irregulares que se llevaron a cabo durante sus cuatro años de gestión", indicó Basteiro.

De esta manera el embajador consideró que la justicia argentina es "incompleta" porque "no termina de resolver y de llevar adelante una verdadera investigación".

"Tenemos que plantearnos seriamente qué hacer con ese poder del Estado, ya que de lo contrario seguimos siendo un país muy endeble en ese plano", puntualizó. (Télam)