El SUTEBA brindó un emotivo homenaje a la histórica lucha de Madres y Abuelas de Plaza de Mayo por la Memoria, la Verdad y la Justicia; organizado por la Secretaría de Derechos Humanos, a cargo de Patricia Romero Díaz y Mónica Grandoli. Durante el encuentro se realizó una Afiliación Honorífica a las Abuelas y Madres de Plaza de Mayo, Maestras en la lucha por los Derechos Humanos.

El acto contó con la presencia de Estela de Carlotto, Taty Almeida, Vera Jarach y representantes de otros Organismos de Derechos Humanos. Abriendo la reunión, Mónica Grandoli presentó a lxs participantes: Abuelas de Plaza de Mayo, Abuelas Educación, Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Hijos Provincia de Buenos Aires, Hijos Capital, Lxs 12 de la Santa Cruz, CELS, Manuel Gonçalves, nieto restituido, representantes de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos, integrantes de la Comisión por la Memoria, la Verdad y la Justicia de Zona Norte, representantes de la CTA de la provincia de Buenos Aires, la senadora provincial María Reigada, Docentes, Profesorxs, Maestrxs y Estudiantes.

Por el SUTEBA, estuvieron el Secretario General, Roberto Baradel; las Secretarias Generales Adjuntas, María Laura Torre y Silvia Almazán; Secretarixs de Derechos Humanos; integrantes del Consejo Ejecutivo Provincial; y Secretarixs Generales de todas las Seccionales del SUTEBA en la Provincia.

Al tomar la palabra Baradel, manifestó: “Es enorme la admiración, el respeto y el amor que les tenemos. En los cuatro años de gobierno neoliberal nosotros salimos a dar la pelea, y cuando lxs compañerxs a veces estaban agobiadxs por los ataques, por las mentiras, por la difamación, por las amenazas, yo les decía que teníamos que ser capaces de mirar a quienes nos precedieron, lxs compañerxs que pusieron el cuerpo, lxs 30.000 compañerxs detenidxs desaparecidxs. Y mirar a las Madres y a las Abuelas. Son lo contrario al horror, son la vida misma, son el amor y el futuro”.

“Cuando estamos al lado de ustedes nos sentimos fuertes, porque las Madres y las Abuelas nos abrazan con tanto amor y nos dan seguridad. Son Maestras de vida. Para nosotrxs la construcción colectiva es fundamental, y queríamos que fueran parte de esta construcción y darles una afiliación honorífica”, subrayó.