La Asociación Bancaria realizará hoy una reunión de su consejo directivo nacional para discutir eventuales acciones, que el plenario de secretarios generales podría anunciar mañana en el marco de la “situación límite” que, advierten desde el gremio, atraviesan los trabajadores del sector al recibir “propuestas insuficientes” por parte de los empresarios.

“Hemos pedido el cuidado de la salud de los bancarios y este tema puntual ocasiona que, si no hay respuestas concretas, nosotros mañana vamos a analizar medidas de fuerza en el sistema financiero”, anunció el titular del gremio, Sergio Palazzo, quien asimismo adelantó que el gremio, en materia salarial, pedirá la "reapertura de las paritarias".

Palazzo hizo estas definiciones en diálogo con Radio AM750 y, en paralelo, el sindicato difundió un comunicado en el que consignó que la respuesta de las asociaciones de bancos durante la audiencia realizada el 1° de junio en el Ministerio de Trabajo había sido “insuficiente en los cuatro puntos planteados”.

En el comunicado, el gremio aseguró “estar en el peor momento de la pandemia”, al que definió como una “situación límite”, por lo que exigió “garantías para operar” en las entidades bancarias y reclamó que las propuestas patronales pongan “primero la salud y la vida”.

“Al día de hoy tenemos 13.000 trabajadores contagiados sobre una población de 101.000 bancarios (en todo el país), eso es casi el 13%, superando ampliamente los índices nacionales”, advirtió por su parte el propio Palazzo.

Además, el gremialista afirmó que el cuidado de la salud “es fundamental” y dijo que desde La Bancaria se han planteado contar con algún tipo de prioridad en la vacunación, además de cumplir con “la ventilación de los locales”, la desinfección de los puestos de trabajo “antes y durante las jornadas”, la toma de temperatura y la formación de burbujas renovables cada siete días.

“El sector empresario tiene que entender que vamos a cuidar la salud y no vamos a permitir que su tasa de rentabilidad crezca a costa de la muerte y la infección de los trabajadores bancarios”, exhortó el secretario general.

En paralelo, el sindicato afirmó que la actitud del Banco Central ante la situación del sistema financiero con motivo de la pandemia “sigue siendo pasiva” a pesar de los cierres de sucursales, reestructuraciones, tercerizaciones y externalizaciones, lo que implica que “miles de puestos de trabajo” queden afectados, como asimismo la “prestación de servicios”.

“También han resultado inaceptables las respuestas (de las asociaciones de bancos, el sector patronal) en cuanto a reconversión del sistema financiero, empleo y condiciones laborales”, informó el comunicado.

Como diagnóstico, Palazzo evaluó que durante la pandemia “se han perdido 2.600 puestos de trabajo” en el marco del cierre de 4.800 sucursales, un proceso al que debe sumarse, indicó, el proceso de externalización de tareas que genera "el mayor impacto" entre los empleados y trabajadores del sector.

Según el gremialista, muchos bancos "han delegado funciones a agencias complementarias” apelando a resoluciones que siguen "vigentes desde la época de Federico Sturzenegger”, ex presidente del Banco Central.

En materia salarial, desde La Bancaria manifestaron que las empresas “ignoran el descontrolado aumento de precios de alimentos” al igual que los gastos “originados por la pandemia”, como la necesidad de trasladarse por propios medios dado que "el transporte público no reúne las condiciones necesarias".

El gremio, en esa materia, también mencionó "los gastos en conectividad y energía que demanda el teletrabajo o el trabajo en casa”.

Por último, Palazzo recordó que habían "acordado un 29%” de incremento en el año, un porcentaje que implicó que el Estado hiciera "un gran esfuerzo", al igual que los trabajadores, para poder suscribir "acuerdos salariales en orden a esa pauta inflacionaria", pero el sector empresario "no puso su esfuerzo", al subir considerablemente los precios.

Y sobre este último punto, agregó: "Algunos funcionarios del Gobierno que tienen que controlar los precios no los controlan".

“No van a ser los trabajadores los que paguen el costo de la tasa de rentabilidad desmedida de los sectores empresarios y por eso hemos pedido de reapertura de paritarias”, concluyó el gremialista. (Télam)