Autoridades del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, que conduce Germán Garavano, recorrieron durante esta semana distintas provincias del interior del país con el fin de optimizar el trabajo que se desarrolla desde los Centros de Acceso a la Justicia (CAJ), que acercan las herramientas del Estado a los ciudadanos.

Germán Garavano

Garavano resaltó, en diálogo con la prensa, "el trabajo realizado en las visitas a las ciudades de Santa Fe y Rosario", tras remarcar que los CAJ "son oficinas que brindan servicios de atención legal primaria gratuita a poblaciones en situación de vulnerabilidad".

En el mismo sentido, la subsecretaria nacional de Acceso a la Justicia, Florencia Schkolnik, contó a Télam que "durante esta semana nos reunimos con los coordinadores regionales de los CAJ de todo el país, para intercambiar experiencias en políticas de acceso a la Justicia".

"Los CAJ no solamente cuentan con abogados, sino también con psicólogos y trabajadores sociales, y buscan brindar a la sociedad las herramientas necesarias para acercarlos al sistema de Justicia", indicó.

De este modo, dijo que los especialistas "plantean un abordaje integral a los problemas, no solo mirando el aspecto jurídico sino también el aspecto social".

"Además, en el ámbito del Ministerio funciona la línea 145, por la que profesionales especializados reciben denuncias, orientan y asesoran", añadió.

Explicó que visitó la provincia de Santa Fe, donde "hay dos centros, uno, en la ciudad capital de la provincia, y otro en Rosario, mientras que en todo el país hay unos 90 centros".

"También son útiles para que la gente tenga sus documentaciones elementales, y la posibilidad de realizar sus trámites de manera clara y sencilla", relató.

Por otra parte, destacó que en las consultas "se ve como uno de los principales temas el de la violencia interfamiliar". (Télam)