Las autoridades de la Legislatura porteña celebraron hoy el 90 aniversario del edificio parlamentario, ubicado en el centro histórico de la Ciudad de Buenos Aires y que atesora algunos de los pasajes más importantes de la vida institucional del país y representa una de las construcciones más elegantes por su estilo arquitectónico.

El acto estuvo encabezado por el vicepresidente primero de la Legislatura y diputado oficialista, Agustín Forchieri; la vicepresidenta segunda y diputada del Frente de Todos, María Rosa Muiños; el vicepresidente tercero y diputado socialista, Roy Cortina.

La ceremonia también sirvió para la entrega de premios a los ganadores del concurso organizado por el aniversario, así como para la presentación de un libro que cuenta las historias del Palacio Legislativo.

Inaugurado el 3 de octubre de 1931, el proyecto estuvo a cargo del arquitecto Héctor Ayerza, entre las calles Hipólito Yrigoyen, Diagonal Sur y Perú; y fue gestado con la intención de otorgar al Concejo Deliberante una sede definitiva.

La fachada del edificio es de estilo academicista francés y cuenta con esculturas monumentales en sus laterales, cada una de las cuales simboliza una actividad propia de la Ciudad: el comercio, la industria, las artes y la justicia, entre otras.

La estructura conforma un triángulo en el que se destaca a simple vista la torre, que alcanza a los 97 metros de altura y que alberga un reloj Westminster que está conectado a cinco campanas: La Santa María, La Pinta, La Niña, La Porteña y La Argentina.

Click to enlarge
A fallback.

La sede cuenta con siete pisos, un subsuelo y una planta baja que es considerada el corazón del edificio ya que allí se encuentra el recinto, donde sesionan los diputados, y que exhibe en su forma de hemiciclo un sector principal destinado a los legisladores y otro asignado a los asesores, periodistas y el público.

En rigor, el edificio funcionó como Concejo Deliberante solamente una parte de su vida, a raíz de distintos acontecimientos históricos que reemplazaron la actividad parlamentaria por la de otras dependencias estatales, entre ellas, la secretaría de Trabajo y Previsión conducida por Juan Domingo Perón. (Télam)