El jefe de asesores del Ministerio de Salud bonaerense, el sanitarista Enio García, evaluó hoy que "hay que tomar medidas que impliquen aislamientos más estrictos" en la provincia de Buenos Aires para lograr que "baje" la propagación de contagios de coronavirus.

"Para que los casos bajen, mientras no tengamos a la mayoría de la población vacunada, las medidas pasan por aislamientos más estrictos", opinó el sanitarista, en declaraciones a Radio Provincia.

Sin embargo, pese a considerar que "el transporte público es un lugar fundamental de contagio", García entendió que debe permanecer sin nuevas restricciones porque "es fundamental" para la actividad económica.

"A medida que nos alejamos del decreto presidencial, también se diluye el acatamiento y creemos que es por eso el repunte de los casos", sostuvo y advirtió que "los encuentros sociales", el frío y la falta de una "ventilación adecuada" contribuyen a los "focos de contagios".

Aseguró que "hay un gran aumento de casos en el interior de la provincia de Buenos Aires como así también en el conurbano" y aseguró que esa situación "preocupa mucho" al Gobierno.

"Entiendo que hay muchos factores a tener en cuenta, pero desde lo sanitario la mejor medida sería menor circulación y tratar de ceder más rápido la curva mientras avanza la vacunación", insistió.

Además, al referirse a la reunión que mantendrán hoy la Nación, la Provincia, y la Ciudad de Buenos Aires para analizar la situación epidemiológica en el AMBA, García subrayó que "el sistema de salud sigue con una saturación grande”.

En ese marco, el asesor añadió: "En Capital Federal también vemos un aumento de casos y eso empieza a preocupar".

"Hay que equilibrar la situación porque el sistema de salud continúa saturado", concluyó. (Télam)