El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, afirmó hoy que el objetivo del Gobierno nacional es que los sectores populares "recuperen el poder de compra de los alimentos con buena nutrición" al referirse al préstamo de la CAF-Banco de Desarrollo de América Latina que se destinará a incrementar los montos de la Tarjeta Alimentar, que fue oficializado por el presidente Alberto Fernández durante la primera reunión del año que celebró el Consejo Federal Argentina.

“El aumento de la Tarjeta Alimentar es muy importante para sostener el poder de compra de alimentos de las familias, con una buena nutrición. Con la confirmación de este nuevo compromiso de la CAF-Banco de Desarrollo de América Latina queda confirmado el incremento de la Tarjeta Alimentar, por lo que es muy importante para el país”, señaló Arroyo en declaraciones a Télam.

En este encuentro virtual, transmitido desde la Residencia de Olivos, participaron --además de Arroyo-- el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz; la titular del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales, Victoria Tolosa Paz, y diversos actores sociales que integran este Consejo.

“Ahora el objetivo es que las familias que reciben la tarjeta Alimentar puedan volver a recuperar el poder de compra de alimentos como leche, frutas, verduras y carne que llegó a ser del 62 por ciento del total de las compras y en lo peor de la crisis bajó a menos de 46 por ciento".

“Ahora el objetivo es que las familias que reciben la tarjeta Alimentar puedan volver a recuperar el poder de compra de alimentos como leche, frutas, verduras y carne que llegó a ser del 62 por ciento del total de las compras y en lo peor de la crisis bajó a menos de 46 por ciento. Hoy estamos en un 55 por ciento y queremos que se siga recuperando. Este nuevo préstamo de la CAF por 300 millones de dólares será para cubrir los costos del aumento de la Tarjeta Alimentar a partir de este mes”, precisó Arroyo.

Este nuevo incremento que estará a disposición de los beneficiarios de la Tarjeta Alimentar se hará efectivo a partir del próximo viernes 19 y representa una erogación de 10 mil millones de pesos por mes por parte del Estado nacional.

De esta forma, las madres que tengan un hijo menor de seis años dispondrán de 6 mil pesos mensuales en esta tarjeta, mientras que a las madres con dos o hijos o más se les acreditarán 9 mil pesos durante el mismo período.

Sobre los aumentos de precios de los alimentos y el impacto en la economía de las familias más vulnerables, señaló que desde la cartera de Desarrollo Social “se está trabajando para acercar a los pequeños productores y la agricultura familiar a los consumidores para que se comercialicen los productos sin intermediarios, directamente, y eso también revitaliza las economías locales y barriales”.

Arroyo indicó que para fomentar el crecimiento y desarrollo de los pequeños productores y de la agricultura familiar, el Gobierno nacional dispuso "una línea de crédito blando no bancario del 3 por ciento anual de interés para que esos productores puedan comprar mejores maquinarias, herramientas e insumos y logren producir alimentos en una marca colectiva que se venda en ferias barriales o en supermercados", bajo el amparo de la Ley de Góndolas", recientemente sancionada.

“La idea es ayudar a acercar al pequeño productor al consumidor y que ambos se beneficien y así también dinamizar la economía popular, con la creación de nuevas ferias barriales que estuvieron cerradas por la pandemia”, agregó.

Otro de los puntos que resaltó el ministro Arroyo fue la creación del Registro Nacional de Comedores (Renacom) para “lograr la descentralización y que ellos mismos compren los alimentos con los fondos que se les transfieran y que en un tiempo pasen a ser centros deportivos y culturales y la gente vuelva a comer en sus casas”.

Arroyo concluyó que "el otro gran eje es lo laboral porque la reconstrucción de la Argentina es por el lado del trabajo y por eso pusimos en marcha el plan Potenciar Trabajo". (Télam)