El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, resaltó los "avances" en la lucha por la igualdad y contra la violencia de género, pero advirtió que "no se da a la velocidad que requiere el contexto" y por eso planteó que "es tiempo de nuevos paradigmas que tengan impacto fuerte sobre los problemas de los argentinos".

En el marco de un nuevo aniversario de la marcha ‘Ni una menos’, Arroyo participó de un encuentro virtual junto con representantes del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y del Equipo Latinoamericano de Justicia y Género (ELA) en el que se presentó los avances del proyecto de transversalización del enfoque de género y diversidad sexual en la gestión de las distintas áreas que conforman el Ministerio de Desarrollo Social.

"Es claro que hay más violencia de género, que hay mayor desigualdad entre hombres y mujeres. Vamos teniendo avances, pero no a la velocidad que requiere el contexto. Por eso, es tiempo de nuevos paradigmas que tengan impacto fuerte sobre los problemas de los argentinos", sentenció.

En ese sentido, agregó: "Venimos haciendo mucho, pero hay que seguir trabajando sobre el tema de igualdad de género porque la desigualdad es muy crítica".

"Sobre esa base, queremos aprender, tomar ideas, pero sobre todo queremos transformar la realidad de verdad y encarar políticas públicas amplias y masivas que den respuestas a las necesidades de todos y todas los argentinos y las argentinas", agregó.

Por su parte, el representante residente adjunto del PNUD Argentina, Valentín González León, celebró el compromiso del Gobierno nacional con la igualdad de género y diversidad sexual y enumeró: “(el Gobierno) Creó el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad; también nuevas áreas y direcciones de Género y Diversidad Sexual en organismos públicos a nivel nacional; se promulgaron leyes y políticas públicas que promueven y aseguran los derechos de las mujeres y las diversidades, su salud sexual y reproductiva, su autonomía económica y su participación política".

A su turno, la secretaria de Articulación de Política Social, Erika Roffler, hizo hincapié en el trabajo de cada una de las áreas del Ministerio donde “estamos transversalizando la perspectiva de género en cada una de las políticas públicas que llevamos a cabo, y aseguró que “esta no es una lógica solo interna sino una acción coordinada con todos los organismos”.

“Toda la política pública tiene la oportunidad de cambiar la política de género y transformar la desigualdad que existe en esa política. Es una tarea del Estado que resulta fundamental para la construcción de una sociedad más justa porque no hay justicia social sin justicia de género”, concluyó.

En esa línea, la secretaria de Políticas de Igualdad y Diversidad del Ministerio de las Mujeres, Cecilia Merchán, subrayó que “este Gobierno puso a las políticas de género al nivel de Memoria, Verdad y Justicia”, mientras que la directora nacional de Economía, Igualdad y Género del Ministerio de Economía, Mercedes D'Alessandro, hizo foco en el trabajo de las mujeres que “fue invisivilizado a lo largo de la historia”.

"El feminismo nos enseñó que las tareas de cuidado son un trabajo y son un trabajo que sostiene todo el tejido productivo de la sociedad. Sin el trabajo invisible que realizan las mujeres nadie puede producir”, apuntó.

Durante la jornada, se analizaron los avances y se determinaron los próximos objetivos a cumplir, ya que el proyecto es transversal a los 5 ejes prioritarios de la gestión del Ministerio.

Desde la cartera social, remarcaron que dichos ejes son: la seguridad y soberanía alimentaria ‘Argentina contra el hambre’; la inclusión laboral y el acceso a créditos no bancarios y finanzas solidarias; el cuidado a la niñez, adolescencia y hacia los adultos mayores; la protección social para las poblaciones más vulnerables y el acompañamiento en situaciones de emergencias; y, por último, la integración socio urbana de los barrios populares.

“La transversalización de las políticas de género se viene trabajando desde 2020 junto a todo el gabinete nacional, con el objetivo de garantizar la incorporación de la perspectiva de género y diversidad en el diseño e implementación de las políticas públicas nacionales, y de la cual el Ministerio de Desarrollo Social es un miembro activo y fundamental”, señalaron. (Télam)