El diputado nacional por el Frente de Todos (FdT), Daniel Arroyo, consideró que el Congreso nacional "tendrá un rol clave en los próximos dos años" en los cuales se deberán "resolver cuestiones estructurales a través de la sanción de leyes" en un período que estará signado por la pospandemia.

"Es evidente que tenemos que llegar a un acuerdo razonable con el FMI y eso tiene que pasar por el Parlamento", sostuvo Arroyo en declaraciones para la radio AM990.

Los 127 diputados nacionales electos el 14 de noviembre último juraron ayer en sus cargos en el marco de una sesión preparatoria en la que también se definieron las autoridades del cuerpo para el nuevo período parlamentario, que continuará con Sergio Massa como presidente.

Con respecto a su rol como diputado, Arroyo afirmó que "hay que priorizar el año no electoral para generar consensos y resolver los problemas de los argentinos" y puntualizó que tiene la certeza de que "se va a poder trabajar muy bien".
Click to enlarge
A fallback.

En la Cámara baja ocuparán bancas los economistas Javier Milei y José Luis Espert, referentes de espacios que se definen como "libertarios", y al respecto, el exministro de Desarrollo Social consideró que "el fenómeno de la extrema derecha ha ido creciendo en América Latina, tiene que ver con títulos fáciles y muy impactantes".

En este sentido, recordó que "han terminado gobernando esas expresiones cuando la política no dio respuesta. El avance de esos sectores dependerá de lo que haga la parte racional de la política y cuantos de los problemas cotidianos podamos resolver. Soy optimista de que tengamos un buen trabajo en el Parlamento", afirmó.

Por último, Arroyo recordó su plan de "convertir planes sociales en trabajo, desendeudar a las familias generando un sistema de crédito no bancario y modernizar la escuela secundaria".

"Saquémoslo del debate electoral y generemos un esquema, el acuerdo con el FMI tiene que ser consensuado con la oposición", concluyó. (Télam)