La ONG Transparencia Internacional develó los resultados de su estudio 2020 sobre la corrupción en el mundo. Marcado por la pandemia del coronavirus, de los 180 países que integran el ranking, Argentina se ubicó en el puesto 78, cayendo 12 puntos en comparación con la medición anterior.

Cabe destacar que, de los 100 puntos que simbolizan una máxima transparencia, nuestro país obtuvo 42, lo que la ubica junto a países como Barein, Kuwait, China, y las Islas Salomón. En la edición 2019 del ranking, en el final de la presidencia de Mauricio Macri, Argentina se posicionó en el puesto 66.

Entre los primeros lugares, con 88 puntos sobre 100, se ubican países como Dinamarca y Nueva Zelanda, seguidos, con 85 puntos, por Finlandia, Singapur, Suecia y Suiza. El país de América Latina mejor posicionado es Uruguay, con 71 puntos (en el puesto 21), y Chile, en la posición 25.

Argentina se ubica en el puesto 66 entre los 180 países medidos.

En tanto, de los peores posicionados son Venezuela, Yemén, (15/100), Siria (14/100), Somalia y Sudán del Sur, con 12 puntos.

"El gran desafío de la corrupción en 2020 pasó por controlar las compras y contrataciones durante la pandemia. Los momentos de crisis requieren soluciones inmediatas, pero esas soluciones suelen esquivar los controles necesarios. Ante esta situación de emergencia, entonces, hubieran sido necesarios también controles de emergencia", señaló Pablo Secchi, director ejecutivo de Poder Ciudadano, referente en Argentina de Transparencia Internacional.

“No es que la pandemia hizo más o menos corruptos a los países, pero mostró las debilidades y las fortalezas existentes", cerró el especialista.