El canciller Felipe Solá afirmó hoy que la Argentina "no quiere tener conflictos" y que es "momento de unidad", al inaugurar el ciclo 2021 del Curso de Posgrado en Asuntos Estratégicos de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (UBA), del que participan diplomáticos extranjeros en calidad de alumnos.

"Es un orgullo histórico, sin duda, que diplomáticos de Brasil, México, Uruguay, Chile, Ecuador, Estados Unidos, Canadá, China, Japón, Bélgica, Grecia, Países Bajos y España cursen en nuestra UBA, que acaba de cumplir 200 años y sigue siendo una de las mejores universidades del mundo", manifestó Solá.

Añadió el canciller que "la universidad pública y gratuita es sin duda uno de los mejores asuntos argentinos y una de nuestras formas de conectarnos con el mundo".

En la conferencia de la que participó el director del posgrado, Agustín Romero, Solá destacó que "ustedes son diplomáticos y saben que la Argentina no tiene conflictos con ninguno de los países que representan".

"Podemos tener diferencias sobre el enfoque acerca de algún tema en particular. Podemos tener, incluso, intereses encontrados en algún área comercial. Pero conflictos, no tenemos ni queremos tener. Es una característica nacional la de tratar de no querer conflictos con otros países", aseveró.

Solá agregó: "La búsqueda de objetivos comunes basados en el realismo, la diversidad y el respeto a todos, es característica de la diplomacia argentina".

"Nuestro país cree que si hay algo que tener en este momento, es unidad; más si pensamos en América latina y el Caribe. Como dice el Papa Francisco, uno de los preceptos que hacen a la construcción de un pueblo es que la unidad es siempre superior al conflicto", enfatizó, informó en un comunicado la Cancillería.

El ministro de Relaciones Exteriores añadió que "la Argentina quiere tomar la responsabilidad de la presidencia pro tempore de la Comunidad de Estados de Latinoamérica y el Caribe, la CELAC, cuando termine la eficaz presidencia mexicana, porque nuestro propósito no es la división, sino integrarnos cada vez más".

Acerca del mundo tras la pandemia del coronavirus, sostuvo que "hay que ser realistas para mirar el futuro y estar lo mejor preparados posibles. La realidad es superior a la idea".

Y en ese punto destacó que "es necesario que los países y regiones puedan elaborar sus propias vacunas como así también invertir en educación y en tecnología y desendeudarse", señaló el comunicado de la Cancillería. (Télam)