El Gobierno nacional autorizó hoy "con carácter de emergencia" la vacuna contra el coronavirus producida por el Serum Institute de la India, novedad que se complementa con la expectativa oficial de que en los próximos días haya una progresiva normalización en la entrega de dosis de Sputnik V y con la llegada de las vacunas dispuestas por el fondo global de acceso a las vacunas Covax.

A partir de las recomendaciones de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat), el Ministerio de Salud autorizó la vacuna producida en India, según se publicó hoy en la Resolución 627/2021 del Boletín Oficial.

La vacuna, cuyo nombre es Covishield/ ChAdOx1nCoV-19 Corona Virus Vaccine-Recombinant, "resulta del desarrollo del proceso productivo realizado por el Serum Institute of India en colaboración con la Universidad de Oxford y AstraZeneca en el contexto de una transferencia de tecnología", indicó la resolución.

El Ministerio de Salud señaló que esa transferencia "no impacta en la calidad, seguridad y eficacia" ya evaluada por la Anmat cuando aprobó la especialidad desarrollada por la Universidad de Oxford y AstraZeneca.

Para la recomendación de la vacuna, la Anmat dispuso de "toda la información según lo establecido para la autorización de emergencia a partir de los estándares de las plantas elaboradoras, el desarrollo de los productos, su certificación en el país de origen y el cumplimiento de los estándares de calidad", ampliaron fuentes oficiales a Télam.

Además, "no se presentaron eventos adversos graves ni identificaron diferencias significativas en la eficacia de los diferentes grupos etarios que participaron de los ensayos clínicos", subraya la resolución firmada por el ministro Ginés González García.

La vacuna ya fue aprobada por 12 autoridades sanitarias de varios países, además de India.

Por otra parte, el Gobierno proyecta para los próximos días la progresiva normalización de la entrega de la Sputnik V y la llegada de las vacunas dispuestas por el fondo global Covax (que impulsa la Organización Mundial de la Salud, OMS), luego de que la semana pasada se diera a conocer nuevos compromisos para adquirir más dosis que aseguren la cobertura de la población mayor a 18 años.

Asimismo, durante la última semana la Casa Rosada destacó la publicación en la revista científica británica The Lancet de los resultados de la fase 3 de la Sputnik V, que refrendan la eficacia de 91,6% en la prevención del coronavirus y ratifican que esa vacuna es segura.

En el Gobierno esperan una progresiva normalización de las entregas de la Sputnik V para el corto plazo y subrayan que existe un "cuello de botella que era esperable" y afecta a todo el mundo.

El mismo día de la publicación en The Lancet, el presidente Alberto Fernández habló con su par de Rusia, Vladimir Putin, quien le comunicó que "se está aumentando la producción para que la Argentina reciba el volumen acordado".

Fernández, en una entrevista publicada el domingo pasado, estimó que el 15 de febrero se normalizará la provisión de dosis de Sputnik V y manifestó su expectativa que hasta el 31 de marzo Argentina reciba la cantidad que Rusia se comprometió a entregar para "acelerar la vacunación al máximo".

El Gobierno apunta a vacunar mensualmente a 4,5 millones de personas, estimó el Presidente, y adelantó que "para acelerar el proceso" de aplicación se está evaluando "habilitar farmacias".

"Hubo claramente una demora en las previsiones que había hecho Rusia, que a esta altura debería haber entregado 10 millones de vacunas, y la explicación que nos dan es que hubo un retraso en la elaboración", contó el mandatario, tras apuntar que "los cálculos dan cuenta de que después del 15 de febrero todo se normalizará y yo confío que sea así".

El objetivo oficial es concretar el arribo de los 30 millones de dosis de Sputnik V, más de 22 millones de dosis de AstraZeneca y los 2,2 millones del fondo Covax (iniciativa global para el acceso a las vacunas contra el coronavirus, que impulsa la OMS), según confirmó González García en su exposición del miércoles pasado en Diputados.

Además, la semana pasada el secretario de Calidad en Salud, Arnaldo Medina, había asegurado que a esos 22 millones de dosis de la vacuna desarrollada por Oxford y AstraZeneca se sumarán en los siguientes 60 días dos tandas adicionales de 580 mil, que llegarán entre febrero y marzo.

La negociación con Pfizer quedó suspendida aunque los funcionarios consultados por Télam destacaron que nunca se rompió la relación, sobre todo con los representantes de la empresa en territorio nacional. (Télam)