El presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales en la Cámara de Diputados, Hernán Pérez Araujo, defendió hoy el proyecto de ley de reforma del Ministerio Público Fiscal y aseguró que busca dar institucionalidad "a una figura muy importante para la independencia del Poder Judicial", como es el Procurador, al tiempo que expresó que espera que la oposición "participe del debate".

"Nosotros no nos estamos queriendo llevar puesto a nadie; lo que queremos es darle institucionalidad a una figura muy importante para la independencia del Poder Judicial", dijo Pérez Araujo en declaraciones a El Destape Radio, y agregó que, en ese último punto, "coincide" con el planteo de Juntos por el Cambio.

Señaló en ese sentido, que la idea es "revestir de institucionalidad" la figura del procurador general de la Nación, a cargo del Ministerio Público, y "normar" su designación.

"Esto no quiere decir que los fiscales vayan a tener pérdida de independencia ni que se vaya a acabar la lucha contra la corrupción como leo por ahí", dejó claro y agregó: "Esto de que queremos quedarnos con la libertad de los argentinos, que estamos llevándonos puesta la república, dejando de lado la independencia del Poder Judicial, son cuestiones precisamente para Twitter y no tiene que ver con la discusión que se viene dando en el Congreso"

El diputado del Frente de Todos recordó que la discusión respecto a dar más institucionalidad al MInisterio Público Fiscal a través de estas normas, la vienen dando "en soledad, con partidos que son minoritarios en sus representaciones en la Cámara de diputados" y criticó a Juntos por el Cambio porque "no dice lo que tiene que decir en la sala de comisiones, sea virtual o presencial", en referencia a la sesión de mañana, sino por las redes.

De esta manera se refirió el diputado que presidirá el plenario de comisiones que se realiza hoy y mañana para debatir el proyecto que ya cuenta con media sanción en la Cámara de Senadores y está en condiciones de someterse mañana a votación.

Ayer Juntos por el Cambio adelantó que no participaría del debate a través de un comunicado que publicó a través de la red social Twitter.

Al respecto, López Araujo sostuvo que la ciudadanía "no elige" a sus representantes "para tuitear" sino para "debatir en el Congreso".

La modificación más importante que propone el proyecto es el cambio en la duración del cargo del Procurador, que pasaría a acotarse a cinco años con posibilidad de renovarse otros cinco.

"Ahora es vitalicio, como prácticamente lo es para todos los funcionarios del Poder Judicial", explicó Araujo y agregó: "La rémora monárquica es algo que tenemos que rever".

Dijo también respecto al proyecto que su designación ya no deberá contar con la aprobación de dos tercios del Senado de la Nación, sino con la mayoría absoluta de los miembros.

El legislador explicó que espera que Juntos por el Cambio forme parte de la discusión para enriquecer el proyecto que "probablemente requiera alguna modificación" y se expresó "optimista" respecto a obtener la sanción definitiva de este proyecto o, al menos, que regrese al Senado con una propuesta de "modificaciones fruto de la discusión".

"Para esto, es necesaria la participación del bloque mayoritario de la oposición", dijo y recordó que "fueron ellos quienes hicieron renunciar a la procuradora Alejandra Gils Carbó que había sido designada con una amplísima mayoría y contaba con un prestigio indiscutible", reemplazada por el actual procurador Eduardo Casal.

Al ser consultado por el candidato propuesto por el ejecutivo, Araujo explico que sigue siendo Daniel Rafecas, pero que "hay que sacarle los nombres propios a este proyecto", para poder "objetivar la discusión".

(Télam)