La gobernadora de Río Negro, Arabela Carreras, consideró hoy que el resultado en las PASO de su partido, Juntos Somos Río Negro (JSRN), ante Juntos por el Cambio y el Frente de Todos, "es positivo y está respaldado por una trayectoria de 10 años de gobierno".

Carreras dijo en conferencia de prensa que "es un balance muy positivo y estamos sumamente agradecidos por el contundente apoyo que recibimos ayer, que se expresa en relación con un periodo mucho más largo que este último año y medio de gobierno".

El resultado "va mucho más allá que esta elección puntual; es el respaldo a una trayectoria de 10 años, donde venimos construyendo una forma de hacer gobierno que se caracteriza porque no es confrontativa; se basa en el diálogo, tiene el consenso por delante y el respeto a la institucionalidad", precisó.

La elección "fue importante para nosotros porque se logró romper con la clásica disputa nacional que hace que la llamada 'grieta' domine el escenario electoral", remarcó Carreras.

Afirmó que "los rionegrinos votaron en positivo, con el deseo de vivir mejor y no tanto centrados en ir en contra de uno u otro sector".

Destacó que hubo un liderazgo muy claro de la fuerza política del senador nacional y exgobernador Alberto Weretilneck y que "nuestros candidatos Agustín Domingo, Mercedes Iberó, Lucas Pica y Marcela Ávila lograron interpretar el momento que estamos viviendo". Afirmó que para ellos "la economía, la preocupación por la pérdida del empleo y la salud hoy integran los temas centrales".

La mandataria aseguró también que el resultado general a Rio Negro no le cambia el vínculo con la Nación: "Vamos a continuar sosteniendo la institucionalidad y el diálogo, y mañana estaré en Buenos Aires para gestionar nuestras obras y las respuestas que el Estado Nacional brinda de manera permanente a ésta provincia, asique esto no va a cambiar", remarcó.

Añadió ante la presencia de votos en blanco en el recuento: "Tenemos un desafío, pero también es una oportunidad de poner en agenda las disconformidades que expresa la población con esa forma de votar".

Dijo también que "la autocrítica es permanente, cada triunfo no es un final sino que es el principio de un camino para seguir dando respuestas y seguir gestionando", y expresó que "tenemos algunos desafíos y obras para inaugurar que se retrasaron por la veda electoral, pero que agendamos para estos días". (Télam)