Una de las querellas de familiares de tripulantes del submarino hundido ARA San Juan denunció hoy que Mauricio Macri recibe un trato preferencial en la causa en la que se lo investiga por supuesto espionaje y anunció que apelará la autorización que recibió el expresidente para viajar a Arabia Saudita y Qatar, para no convalidar "la vulneración del principio de igualdad ante la ley".

La querella encabezada por las abogadas Valeria Carreras y Lorena Arias emitió un comunicado en el que anunció que apelará la autorización recibida por Macri porque en esta oportunidad pretende realizar "un viaje cuyos destinos no tienen tratado de extradición con nuestro país" lo cual acrecentar el "temor de fuga".

Las letradas reseñaron, además, que, desde que le prohibieron la salida del país, Macri pasó más de 60 días en el exterior, en el marco de 9 viajes que realizó por 11 países del mundo.

"Vamos a apelar contando con la única información que tenemos, fecha de viaje a Qatar y Arabia Saudita, desconociendo los motivos del viaje, desconociendo dónde se alojará, desconociendo línea aérea y constancia de pasaje de retorno, porque desde febrero de este año, el encartado Macri ha podido tramitar en forma reservada, privándonos del control que le compete a esta querella y resto de parte incluida la Fiscal", sostuvieron.

"No podemos quedarnos inmóviles frente al peligro que reviste este viaje, no podemos resignarnos por estar en manos de miembros del Poder Judicial, porque si lo hiciéramos, convalidaríamos la falta de imparcialidad y la vulneración del principio de igualdad ante la ley", remarcaron.

Macri fue autorizado esta mañana a viajar a Arabia Saudita y Qatar del 20 al 27 de este mes, en el marco de la causa en la que está procesado por supuesto espionaje ilegal a familiares de víctimas del hundimiento del submarino ARA San Juan.

La nueva autorización fue concedida por el juez del caso, Julián Ercolini, en momentos en que la Cámara Federal porteña analiza si confirma o no el procesamiento al expresidente tras realizar la audiencia para escuchar argumentos de las partes, informaron fuentes judiciales.

Como en anteriores permisos de viaje al exterior, el juez le impuso la obligación de "informar su regreso al país dentro de las 48 horas de su arribo y de retornar al mismo en caso de que el proceso lo requiera de manera anticipada".

"El permiso otorgado se sustenta en que esta sede ya ha autorizado los viajes peticionados con anterioridad, como así también a otros consortes de causa en peticiones de la misma índole", consideró el juez.

El último permiso concedido fue para un viaje a Estados Unidos que comenzó ayer con vuelta al país programada para el próximo 15 de mayo. (Télam)