El exministro de Seguridad de Chubut Federico Massoni amplió una denuncia judicial por evasión tributaria y lavado por la actividad de una red de empresas fantasma dedicadas a la pesca del langostino, y vinculó con ese grupo a un senador nacional de Juntos por el Cambio, quien negó acusaciones.

El exfuncionario aportó nueva documentación al Juzgado Federal N° 2 de Rawson y, en diálogo con Télam, advirtió que la cifra por la evasión "llegaría a los 4.500 millones de pesos".

Massoni dijo la red de empresas a las que apunta está integrada por "gente que monopoliza" la pesca del langostino en Puerto Rawson y que maneja "la estiba a través del sindicato con el desembarco en la banquina y la descarga".

Pero además, al referirse a las implicancias del caso, Massoni aseguró que "las vinculaciones también son políticas".

En ese sentido, el exfuncionario apuntó contra el senador nacional por Chubut Ignacio Torres (Juntos por el Cambio-PRO), a quien consideró "vinculado con el grupo y que durante un buen tiempo utilizó su influencia, durante la gestión del Gobierno nacional anterior (Cambiemos), para que la delegación local de la AFIP no los controle a cambio de recursos para su campaña, cosa que evidentemente ocurrió".

Y añadió: "Hay un dato nuevo que vincula a este grupo monopólico de la pesca con Torres y es la compra de combustibles de la empresa familiar que tiene el legislador, que pasó a ser el proveedor principal (de combustible) de la flota langostinera (que en Chubut es conocida como 'flota amarilla') que opera desde Puerto Rawson".

El exministro de Seguridad del Gobierno de Mariano Arcioni amplió indicando que "se trata de la empresa Petromar S.A.", compañía despachante de combustible con un crecimiento importante en los últimos años, que le permitió -en palabras de Massoni- "comerse" comercialmente a sus competidores.

La semana pasada, el senador Torres negó tener cualquier tipo de vinculación con la red de empresas pesqueras denunciadas por evasión multimillonaria.

En una entrevista con LU20 Radio Chubut de Trelew, prometió además "hacerle un juicio a Massoni" por lo que consideró una acusación infundada que afecta a su familia.

"Yo me atengo a las reglas de la política, que no son las más santas, pero mi familia no tiene nada que ver con esto y también se tendrá que hacer cargo el gobernador Mariano Arcioni de lo que le toca", respondió Torres, mientras que en relación a la empresa Petromar S.A. la definió como una empresa de combustibles "familiar" ya que -añadió- "desde hace varias generaciones mi familia está en esa actividad de servicios".

Y agregó: "Tampoco es cierto que seamos los principales proveedores de la flota pesquera".

La denuncia por evasión fiscal y lavado de activos fue iniciada en diciembre de 2020, cuando Massoni aún ocupaba la cartera de Seguridad de la provincia.

Para el exfuncionario, en la pesca de langostinos que se realiza desde Puerto Rawson -una de las actividades económicas más importantes para Chubut- funcionó una red de evasión que operó "por lo menos cinco años" a través de una mecanismo que consistía en "crear sociedades que luego iban disolviendo para crear otras, y así se lavaban activos".

Para la investigación judicial se aportó documentación consistente en facturas apócrifas y pruebas del canje de cheques que se hacía en una financiera de la ciudad de Buenos Aires propiedad de uno de los denunciados, según consignó el denunciante,

"Por la información que me llegó, los empresarios aludidos hasta conformaron una empresa en la Florida (EEUU), registrada como Patagonia Wild LLC", detalló finalmente Massoni.

La denuncia por evasión y lavado se encuentra radicada ante el Juzgado Federal N° 2 de Rawson, a cargo de Gustavo Lleral. (Télam)