La Asamblea Ciudadana Ambiental Gualeguaychú se reunió hoy sobre la ruta nacional 136 y marchó hacia la costanera local contra la presencia de la pastera UPM-Botnia en la ciudad uruguaya de Fray Bentos y la construcción de una segunda sobre el río Negro, afluente del Uruguay.

Con banderas argentinas y carteles con los lemas "No a las papeleras" y "Fuera pasteras", los manifestantes se concentraron al borde de la ruta y dieron folletos sobre concientización ambiental.

El asambleísta Martín Alazard tomó la palabra y destacó "la lucha en defensa del ambiente", al tiempo que advirtió que una nueva pastera "es otra bofetada" al medio ambiente.

Pidió a los políticos de ambos países "conciencia de lo que se está haciendo en materia de contaminación" y denunció que la la pastera funciona "fuera de escala".

"Nuestros ríos, a diferencia del mar, son muy lentos y además presentan periódicos reflujos", agregó.

En un acta firmada por los presentes repudiaron "la presencia de Botnia-UPM" y de "la instalación de una nueva pastera Botnia-UPM2".

Además, se solidarizaron "con el pueblo uruguayo, acompañando la lucha e instando a los gobiernos de la Argentina y Uruguay a no agravar conflictos de acuerdo al fallo de la Corte Internacional de Justicia de la Haya".

Hubo una marcha desde Arroyo Verde que pasó por Pueblo General Belgrano y recorrió el Parque Unzué, la costanera y la zona de Obeliscos de Gualeguaychú.

En 2010 la Corte de La Haya, que intervino en el conflicto por la instalación por parte del gobierno uruguayo de una fábrica de celulosa europea sobre el río compartido con Argentina, advirtió un aumento de la contaminación en el curso de agua pero aclaró que no se pudo determinar su origen.

En ese fallo, ordenó que se realicen monitoreos constantes en la zona.

La primera movilización masiva se realizó en abril de 2005, y en noviembre de 2006 inició un corte de ruta -luego de que la Argentina se presentó en La Haya-, que se prolongó hasta junio de 2010.

(Télam)