La ministra de Gobierno bonaerense, Cristina Álvarez Rodríguez, consideró esta mañana que la asunción del presidente de la Corte Suprema de Justicia, Horacio Rosatti, al frente del Consejo de la Magistratura que se concretaría hoy constituye "un atropello institucional y un avasallamiento al Poder Legislativo", que "pone en peligro el Estado de derecho".

"La Justicia no debe legislar. Se está poniendo en peligro el Estado de derecho y la división de poderes, pilar central de nuestro sistema democrático", sentenció la funcionaria desde su cuenta de Twitter.

Rosatti asumiría hoy como nuevo presidente del Consejo de la Magistratura, al cumplirse el plazo otorgado por la Corte al Congreso para aprobar una nueva composición de ese organismo.

En diciembre pasado, el máximo tribunal declaró inconstitucional la ley que en 2006 -durante la presidencia de Néstor Kirchner- redujo de 20 a 13 la cantidad de integrantes del Consejo.

Dieciséis años después, al declarar la inconstitucionalidad de esa norma, la Corte dispuso el retorno a la vieja estructura, devolviéndole vigencia a una ley derogada por el Congreso, y otorgó un plazo de 120 días al Parlamento para que emitiera una nueva ley que le diera marco a lo sentenciado en esa resolución.

El Senado aprobó un proyecto del Ejecutivo con el aval del Frente de Todos y aliados provinciales y los votos en contra de Juntos por el Cambio, y que no contempla la participación de la Corte en el Consejo y establece una integración con 17 representantes.

Al vencerse el plazo otorgado por el máximo tribunal, ahora Rosatti quedó facultado para autodesignarse como presidente del Consejo (como estaba en vigor en la composición de la ley de 1997 luego reemplazada en 2006) y nombrar a los restantes consejeros.

(Télam)