El embajador argentino en España, Ricardo Alfonsín, le pidió hoy a la oposición "no priorizar los intereses partidarios" a raíz de la negativo de los mandatarios radicales de Mendoza, Jujuy, Corrientes y CABA de no asistir a la reunión en la cual el ministro de Economía Martín Guzmán informará sobre la marcha de las negociaciones con el FMI.

Alfonsín evaluó también como "difícil de entender" que los dirigentes de Juntos por Cambio (JxC) pongan como condición para asistir a esa reunión que se produzca antes un pronunciamiento sobre el tema por parte de vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

"Lo menos que le podemos pedir a los políticos es que no prioricen los intereses partidarios y que sean serios porque la sociedad le encarga cosas muy importantes", sostuvo hoy en declaraciones a Radio 10.

Los tres gobernadores radicales Gerardo Morales de Jujuy, Gustavo Valdés de Corrientes y Rodolfo Suárez de Mendoza, y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, (PRO) se negaron a concurrir con el argumento de que se trata de "una reunión política" a la convocatoria que tendrá lugar hoy a las 17 horas en el Museo del Bicentenario de Casa de Gobierno.

En ese encuentro, Guzman darán detalles sobre los avances en la re negociación de la deuda de US$ 44.000 millones que contrajo el gobierno de Mauricio Macri.

"Me parece que el Gobierno nacional hizo lo que corresponde convocar a los principales actores de la oposición para informarles acerca de como evolucionan las negociaciones. Es difícil de entender que se ponga como condición para apoyar la discusión que primero se manifieste la vicepresidenta", apuntó.

Click to enlarge
A fallback.

En ese sentido, el embajador sostuvo que esa postura "no es demasiado justificable" porque es como decir que aunque algo este "bien encaminado" no van a acompañar "porque hay una persona que no se ha manifestado y quiero que lo haga".

"La oposición que tuvo la responsabilidad de gestionar este crédito debería estar acompañando y abandonar cualquier especulación electoral porque lo que está en juego es el bienestar de la sociedad", subrayó.

Finalmente, el embajador afirmó que "le parece lo correcto" que la semana que viene los gobernadores radicales se reúnan con el Presidente Alberto Fernández para "mandar una señal clara al FMI" y recordó que es "necesaria la cooperación" en este tema.

"Todas las fuerzas políticas, económicas y sociales deberían acompañar las negociaciones. No por el Gobierno, sino por la gente. Imagino que todos deben estar preocupados por que podamos ahorrar sufrimiento y problemas a la sociedad", completó. (Télam)