El presidente Alberto Fernández viajará mañana por la noche a México para participar el miércoles próximo de los actos en conmemoración por los 200 años de la independencia de ese país, ocasión para la que fue invitado especialmente por su par Andrés López Obrador, y mantener distintas reuniones bilaterales.

El jefe de Estado será uno de los oradores en la actividad oficial, "en atención a los fuertes lazos de colaboración y amistad entre ambos países y en virtud de los aspectos históricos comunes entre nuestras naciones en la lucha por la independencia", según destacó la carta de invitación enviada por el gobierno de México.

Acompañarán al Presidente el canciller Felipe Solá; el ministro de Economía, Martín Guzmán; la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca; el secretario de Asuntos Estratégicos de la Presidencia, Gustavo Beliz; el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello, y el secretario de Comunicación y Prensa, Juan Pablo Biondi.

"La cuestión del proceso latinoamericano, la región y el nuevo rol de México van a estar muy presentes en toda esta visita", señaló el embajador argentino en México, Carlos Tomada, en diálogo con Télam Radio, y adelantó: "Este viaje tiene una impronta de lanzamiento para la profundización de las relaciones".

La agenda presidencial incluye una visita al Senado mexicano y también está prevista una reunión con la jefa de gobierno del Distrito Federal, Claudia Sheinbaum. La visita oficial se completará con encuentros con empresarios, intelectuales y académicos.

Además, Fernández recorrerá junto a López Obrador el laboratorio Liomont, informaron fuentes oficiales.

El 12 de agosto pasado, el Presidente había anunciado el acuerdo con México para el envío por parte de la Argentina de la sustancia activa necesaria para el desarrollo de la vacuna contra el coronavirus creada por la compañía farmacéutica sueco-británica AstraZeneca y la Universidad de Oxford.

Esa sustancia es producida por el laboratorio argentino mAbxience, perteneciente al Grupo Insud del empresario Hugo Sigman, para el posterior envasado en el laboratorio Liomont, de México.

En la noche de aquel 12 de agosto, Fernández se comunicó telefónicamente con López Obrador y en esa oportunidad ambos compartieron "el entusiasmo de encarar de manera conjunta el desarrollo y fabricación de la vacuna", con el objeto de prevenir el coronavirus en América Latina.

El primer envío de la sustancia activa de la vacuna de AstraZeneca llegó a la Ciudad de México el 20 de enero último, a través de un embarque aéreo con 5.230 litros; mientras que el 2 de febrero arribó al Distrito Federal el segundo envío desde la Argentina, para el envasado de seis millones de dosis y su distribución en la región.

Liomont contempla llegar a un punto máximo de producción de alrededor de 685.000 dosis diarias, según el anuncio oficial de las autoridades mexicanas.

La estrategia de producción conjunta de la vacuna desarrollada por AstraZeneca y la Universidad de Oxford recibió un fuerte impulso a partir del acuerdo de ambos gobiernos, más la participación de la Fundación Carlos Slim, magnate mexicano de las telecomunicaciones

El objetivo es producir entre 150 y 200 millones de dosis de la vacuna para ser distribuida en toda América Latina y el Caribe; a excepción de Brasil, que tiene convenios con otros proveedores internacionales.

Según Tomada, la visita presidencial a México permitirá "avanzar en conversaciones y definiciones que marcarán la agenda del próximo tiempo en la relación entre Argentina y México", con la idea de que, agregó el embajador, "haya más relaciones internacionales, más comercio exterior y más asociatividad entre empresas mexicanas y argentinas".

Tomada, sin embargo, diferenció la actualidad de la relación con México con el vínculo "diferente" y más estable que la Argentina, en su opinión, mantiene con Brasil.

"Con Brasil tenemos una relación importante, más allá de los avatares políticos, que no impide que continúe: eso es lo que falta con México, ya que los argentinos tienen mucho para hacer y los mexicanos tienen, también, mucho para ofrecer", aseguró.

"Acortamos distancias si buscamos, como uno de los caminos, asociarnos con empresas mexicanas y ser socios en el extraordinario mercado mexicano, y también en el argentino, que de a poco empieza a recuperarse", completó Tomada.

Otro avance de la relación bilateral entre ambos países se produjo el 4 de agosto, cuando Ebrard felicitó al Gobierno argentino por el acuerdo alcanzado por el ministro de Economía, Martín Guzmán, en la negociación con los acreedores privados de la deuda externa para canjear 66.300 millones de dólares de títulos emitidos bajo ley extranjera.

En junio pasado, y en medio de las negociaciones entre el Gobierno y los acreedores privados, el propio López Obrador llegó a interceder en persona ante el titular del fondo BlackRock, Larry Fink, a quien pidió que colabore en la búsqueda de una salida en el manejo de la deuda de la Argentina.

El 2 de septiembre del año pasado, Fernández reiteró su reconocimiento a su par López Obrador, a quien agradeció su "permanente apoyo y compromiso" con el país.

El jefe de Estado transmitió ese mensaje dirigido a López Obrador luego de que el mexicano publicara un video en el que dijo estar "satisfecho" porque se había logrado un acuerdo de reestructuración de la deuda de la Argentina, al que consideró "una buena noticia".

Este será el segundo encuentro de Fernández con López Obrador en México ya que el 4 de septiembre de 2019, pocas semanas después de las elecciones presidenciales que lo convirtieron en presidente electo, el Presidente visitó el Distrito Federal.

Durante ese viaje, el Presidente recibió un "categórico apoyo" por parte del mandatario anfitrión, quien le prometió respaldar y profundizar los lazos comerciales hacia la Argentina.

Este año, México llevará a cabo 15 conmemoraciones para celebrar el bicentenario de su independencia, al que los organizadores están convocando bajo las consignas "500 años de Resistencia Indígena y Siete Siglos de historia de México Tenochtitlán".

El 24 de febrero se desarrollará el acto principal por los 200 años de la Promulgación del Plan de Iguala, también difundido como Plan de Independencia de la América Septentrional.

Con la denominación Plan de Iguala se conoce en México al programa de 21 puntos que fue presentado el 24 de febrero de 1821 (de allí la celebración de los 200 años) por el militar Agustín de Iturbide desde la ciudad de Iguala de la Independencia, actual estado de Guerrero.

En ese documento se declaró por primera vez a Nueva España (el virreinato que conformaba lo que hoy es México) como país soberano e independiente. (Télam)