El presidente de la Nación, Alberto Fernández, inauguró en Río Grande, Tierra del Fuego, la agenda de Capitales Alternas, que busca descentralizar la gestión y tener un intercambio directo con autoridades locales y organizaciones de la sociedad civil.

Con la llegada del jefe de Estado a Río Grande, se dio el puntapié para el inicio del esquema de reuniones en las 24 capitales alternas, en la provincia más austral del país. El Ministerio del Interior será la cartera encargada de coordinar el plan de trabajo de las reuniones de la que participarán miembros de gabinete nacional, organizaciones de la sociedad civil y autoridades provinciales Si las condiciones sanitarias por el coronavirus lo permiten, los encuentros serán una vez por mes: 24 reuniones en 24 meses.

"El 54 por ciento del trabajo registrado está en la Ciudad de Buenos Aires”

En todas está previsto que participen el presidente Fernández y el titular de la cartera de Interior, Eduardo "Wado" de Pedro, además de representantes de cinco ministerios nacionales, que irán rotando de acuerdo con las problemáticas de las provincias con la idea de trasladar la gestión al propio territorio.

Al tomar la palabra, el jefe de Estado expresó que Tierra del Fuego "no es un lugar más" sino "un lugar único", donde "se termina el continente" y "era la provincia más austral de la Argentina" pero destacó que, "al ampliar hacia el sur" con las "tierras de la Antártida y aguas de las islas del sur", la provincia es "casi mediterránea" y "está en el centro del país".

Además, explicó que quiere una Argentina en la que cada provincia "encuentre su lógica de desarrollo" y que el país le dé a cada una "los recursos necesarios" para llevarlo a cabo. "El 54 por ciento del trabajo registrado está en la Ciudad de Buenos Aires”, subrayó.

"Hay que tener coraje para hacerse cargo de la Argentina arrasada y seguir gobernado cuando una pandemia se lleva puesto al mundo"

Por otro lado, destacó la importancia de la construcción de viviendas como motor de la economía y dijo que hoy se pone en funcionamiento ese proyecto "para que todos los argentinos tengan viviendas dignas".

En otro orden, Fernández expresó su gratitud con "cada ministro, cada gobernador y cada intendente", que dejaron sus "posiciones políticas de lado" y se dedicaron a sacar al país adelante frente a la pandemia.

"Tengo gratitud con cada ministro, cada gobernador y cada intendente; todos dejamos de lado nuestras posiciones políticas. Hay que tener coraje para hacerse cargo de la Argentina arrasada y seguir gobernado cuando una pandemia se lleva puesto al mundo. A ese coraje, gracias", remarcó.