El presidente Alberto Fernández aseguró hoy que al Estado "no debería importarle el sexo de sus ciudadanos" y afirmó que el ideal se alcanzará "cuando todos seamos todes", al tiempo que destacó que, mientras se busca "el ideal", se avanza en "lo posible", en referencia al cambio introducido en cuanto a definición de género en los DNI.

El jefe de Estado hizo estas declaraciones al anunciar la puesta en marcha del Documento Nacional de Identidad (DNI) para personas no binarias, con el objetivo de garantizar el derecho a la identidad de género de las personas que no se autoperciben ni como femeninas ni como masculinas. (Télam)