El ministro de Justicia y Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires, Julio Alak, y el titular de la Dirección General de Cultura y Educación, Alberto Sileoni, participaron hoy de la finalización del programa Escuelas Abiertas en Verano en contexto de encierro, en la Unidad N° 18 de la localidad platense de Gorina.

La iniciativa se desarrolló durante enero en cien unidades del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB), y contó con la participación de más de 16 mil estudiantes y 360 docentes.

Los funcionarios recorrieron la muestra estática de las producciones realizadas por los internos y presenciaron la obra "El patio del vecino", representada por estudiantes del taller de literatura y teatro.

"Queremos destacar que la educación constituye uno de los ejes centrales del nuevo paradigma penitenciario que impulsamos desde la asunción del gobernador Axel Kicillof, como una herramienta esencial para la inclusión social y la reducción de la reincidencia", señaló Alak durante el acto de cierre y remarcó que se duplicó "la matrícula de 2022 con 160 estudiantes en cada unidad".

Por su parte el Sileoni, señaló: "Me produce mucha emoción recorrer esta sede del Programa en contexto de encierro en donde vemos actividades de gran conmoción y se observa el amor de las y los docentes para sus estudiantes, poniendo en valor las producciones que se realizaron en el verano en estos espacios que brinda la Provincia".

"La educación siempre proporciona un nuevo comienzo y lo que sucede aquí es un hecho que enlaza los derechos con el futuro de miles de bonaerenses que quieren cambiar su vida con dignidad", agregó.

Durante el programa se dictaron materias tales como lectoescritura, literatura, matemática, química, filosofía, portugués, educación física, artesanías, pintura, tejido y reciclado.

Además, se desarrollaron actividades lúdico-recreativas, preponderando los talleres de teatro, literatura, educación física, arte y danzas.


(Télam)