El ministro de Justicia y Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires, Julio Alak, afirmó hoy que "son actos terroristas que deben ser investigados por la justicia federal" los cuatro atentados cometidos desde mayo último en la ciudad de Bahía Blanca, donde el sábado pasado fue atacada con un explosivo la casa del director de la Región Sanitaria I, Maximiliano Núñez Fariña, y fueron arrojados volantes intimidatorios, amenazas y expresiones contra el pase sanitario.

"Es un hecho gravísimo lo que ha pasado en Bahía, que forma parte de una serie de hechos ocurridos en 7 meses y medio y cuyo hilo conductor es la violencia y afecta no solo a las víctimas, con quien vinimos a solidarizarnos, sino al sistema institucional. Se están utilizado métodos que en Argentina queremos erradicar", dijo Alak en una conferencia de prensa en Bahía, tras entrevistarse con jueces provinciales y federales.

Un grupo que dejó panfletos ultraderechistas atentó contra la casa del director de la Región Sanitaria I, Maximiliano Núñez Fariña.