El ministro de Justicia y Derechos Humanos bonaerense, Julio Alak, rechazó hoy las versiones que indicaban que el gobernador Axel Kicillof trabaja para fusionar esa cartera con la de Seguridad y ponerlo a él a cargo de las dos áreas.

En una rueda de prensa tras participar de un acto en Casa de Gobierno, en La Plata, el funcionario expresó: "Sólo hay versiones periodísticas. No quiero ni opinar de eso".

"Sergio Berni es ministro de Seguridad y yo soy ministro de Justicia. Punto. No tengo nada que opinar. Es un tema que no me compete", continuó Alak y aseveró: "Lo estamos haciendo bien y el gobernador está contento con todo lo que estamos haciendo".

En ese marco, insistió: "Yo estoy cumpliendo con mi función de ministro de Justicia y Berni está trabajando en un área en la que también se hizo mucha inversión en equipamiento y logística. Berni es el ministro de Seguridad y yo de Justicia".

En los últimos días, existieron rumores que indicaban un inminente reemplazo de Berni en su cargo e, incluso, trascendió que los ministerios de Seguridad y Justicia serían fusionados.

Ayer, el propio Berni afirmó en declaraciones a la radio AM 530: "Es una decisión que toma el gobernador, no depende de mí. Es una decisión que tiene que ver con una tarea que estamos haciendo en la provincia de Buenos Aires, con una responsabilidad que asumí".

"No hay nada más difícil en el país que el cargo del ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires. Es una silla eléctrica. Todos los días estamos sometidos a problemas y presiones. Hay cuestiones estructurales que tienen años, pero hay vocación de colaborar con el rumbo del país, lo aceptamos", afirmó.

Berni aseguró que no escuchó "a ningún intendente" que haya pedido su alejamiento del cargo, y aseguró que desde su gestión siempre se puso a disposición de solucionar los problemas de seguridad que existen en cada distrito de la provincia de Buenos Aires.

(Télam)