El ministro de Justicia y Derechos Humanos bonaerense, Julio Alak, participó de la presentación del libro "Privados de la Libertad pero no de nuestras palabras", realizado por internos de los pabellones literarios para la libertad y destacó que "los pabellones literarios configuran un puente que se traza entre lo cultural y formativo".

Así lo expresó Alak en el prólogo del ejemplar presentado ayer en la Unidad 58 de Lomas de Zamora, donde además fueron entregados 193 documentos de identidad, en el marco del Plan Documentario en contexto de encierro, informó hoy el Ministerio en un comunicado.

En este sentido, se destacó que en la actualidad más de 5.500 personas privadas de su libertad participan en los 90 pabellones literarios que funcionan en 46 unidades del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB), una iniciativa coordinada por la asesora de la cartera de Justicia y Derechos Humanos provincial, Julia Lescano.

El ministro bonaerense participó también de la entrega de unos 193 documentos de identidad, en el marco de un programa que además de acreditar la identidad, permite a los internos e internas acceder a otros derechos fundamentales para la inclusión social como la educación, la salud, y la capacitación laboral.

Alak y otros funcionarios provinciales dieron inicio al Programa de Formación Educativa en Oficios, con articulación de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora y el municipio de Lomas de Zamora.

Participaron de la actividad el subsecretario de Políticas Penitenciarias de Inclusión, Diego Rao; la directora provincial de Educación, Formación Laboral y Documentación, Ana Sanguinetti; el director de Coordinación con Gobiernos Locales y Entidades, Lucio Denappole; el director de Documentación e Identidad, Federico Carrique.

También estuvieron Andrea Giménez que oficia como jueza de Paz; el secretario de extensión de la universidad de Lomas de Zamora Pablo Vellani; y Roberto Conti, juez del Juzgado de Lomas de Zamora. (Télam)