La candidata a diputada nacional por Juntos por el Cambio en la Ciudad de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, afirmó hoy que "ahora empieza una nueva campaña", al referirse a las siete semanas que restan para las elecciones generales del 14 de noviembre, y contó que "todo el tiempo" le advierte a su equipo que "todavía no ganamos nada".

"Hay que empezar de nuevo, ir casa por casa y escuchar a cada uno y explicarles nuestras propuestas", relató la exgobernadora bonaerense y primera candidata de JxC por CABA en una entrevista con Radio Mitre, en la que reveló lo que repite a sus colaboradores tras el resultado de las PASO.

Al analizar la derrota del oficialismo, Vidal sostuvo que en la Casa Rosada "no entienden" que lo que se le pidió al Gobierno "es un plan, no parches", y luego señaló que en el Frente de Todos "están buscando quién es el culpable en lugar de quién va a hacerse cargo de los problemas".

Sobre los cambios en el Gabinete, Vidal evaluó que al oficialismo "se le pidió un cambio de rumbo" mientras que el Ejecutivo "volvió a lo peor de su pasado", que está resumido -siguió- en la designación de Juan Manzur y en el nombramiento de "un ministro de Seguridad (por Aníbal Fernández) que había dicho que la seguridad era una sensación".

Además, la exmandataria bonaerense consideró que con el voto del 12 de septiembre la sociedad impuso "un límite" al oficialismo, un resultado adverso para el FdT del que "son responsables todos" los integrantes de la coalición gubernamental, "más allá de a quién pongan de ministro", remarcó.

"El Frente de Todos está constituido por Cristina (Kirchner), por Axel (Kicillof), por Alberto (Fernández), por Sergio Massa y por Máximo Kirchner, y todos son responsables de este año y medio de gobierno, pero sobre todo son responsables de una coalición política que no tenía plan para sacar adelante a la Argentina", dijo.

Luego insistió con que al FdT le falta "un plan", ya que a su entender la coalición que venció a la fórmula Macri-Pichetto en las presidenciales de 2019 encarna sólo "un proyecto de poder" pero no "un proyecto de país".

"Se los sigue viendo lejos de la gente, aún hoy siguen discutiendo posiciones de poder revelando que lo que les importa es eso", criticó a los dirigentes del oficialismo, a quienes acusó de "comprar vacunas con criterio ideológico" y "no entender a los chicos que perdieron un año y medio de educación", entre otros cuestionamientos.

Además, Vidal dijo que la vicepresidenta y titular del Senado "no puede desentenderse de los gobiernos de Alberto y de Axel". (Télam)