El secretario de Articulación de Política Social del Ministerio de Desarrollo Social, Gustavo Aguilera, afirmó hoy que desde esa cartera toman "políticas concretas para solucionar los problemas de la gente que más necesita" y calificó la marcha en curso de agrupaciones sociales de izquierda de Unidad Piquetera como "desmesurada" frente a un Gobierno que "escucha, toma nota y se ocupa de los temas".

"Entendemos que es una movilización con un tinte político porque venimos charlando, llevando mesas técnicas y mesas de trabajo", expresó Aguilera en declaraciones a la prensa frente a la sede del ministerio de Desarrollo Social.

En ese sentido, sostuvo que "siempre hay un motivo para movilizar, pero no somos un Gobierno que comenta los problemas, tomamos decisiones y estas agrupaciones lo saben".

En esa línea, el funcionario reconoció que "siempre hace falta más", pero destacó que "somos un ministerio de puertas abiertas que tiene un ministro como Juan Zabaleta que conoce el territorio y sabe lo que está pasando abajo" y que en base a ello "se toman medidas permanentemente".

"Hace poco duplicamos el sistema alimentario escolar que son los alimentos de chicos y chicas que les llegan a todo el país a través de las escuelas, actualizamos en un 50% la Tarjeta Alimentar, que es la prestación alimentaria más importante de los últimos 25 años", detalló Aguilera y aseguró que se toman "medidas concretas para solucionar los problemas, a veces alcanzan y a veces no, es un camino que estamos recorriendo".

Asimismo, el funcionario reafirmó que desde el ministerio están "convencidos que la Argentina sale adelante con más trabajo, con más producción y no con más planes sociales".

"Desde la unión piquetera plantean una cuestión sobre quiénes cobran el refuerzo de ingreso y quienes no, desde el Gobierno pensamos que la gente tenga una herramienta para combatir la inflación y este refuerzo ayuda para llegar a la gente que más lo necesita", explicó Aguilera.

Respecto a la jornada de protesta con movilizaciones desde distintos puntos hacia el centro porteño, el secretario consideró que se trata de "una marcha desproporcionada y desmesurada", en tanto "hay un gobierno que escucha, que toma nota y se ocupa de los temas, no entendemos este tipo de movilizaciones".

"Hablamos con todos y con todas, con iglesias, con curas villeros, con organizaciones sociales, municipios, los atendemos siempre. Estaba prevista una reunión el próximo 15 de junio con el ministro pero vamos a ver qué necesitan ahora", concluyó. (Télam)