El presidente del bloque del Frente de Todos (FdT) de la Legislatura porteña, Claudio Ferreño, encabezó hoy en el Parlamento de la Ciudad de Buenos Aires un acto de homenaje a las víctimas de los bombardeos antiperonistas a Plaza de Mayo ocurridos el 16 de junio de 1955 y los fusilamientos perpetrados entre el 9 y 12 de junio de 1956 por la dictadura militar de Pedro Eugenio Aramburu.

La actividad se desarrolló en el salón San Martín de la Legislatura porteña y contó con la presencia también de los diputados Javier Andrade, Magdalena Tiesso, Claudia Neira, Claudio Morresi, Berenice Iáñez y Maia Daer.

Y como expositores estuvieron el historiador Horacio Salvo, el investigador Facundo Giampaolo y algunos familiares de los fusilados en 1956 en los basurales de José León Suárez, Lanús y La Plata por participar de la rebelión armada que comandaban los generales Juan José Valle y Raúl Tanco o por la mera sospecha de formar parte.

Entre ellos participó el hijo de Jorge Costales, el oficial naval asesinado en el patio de una comisaría de Lanús en la noche del 9 de junio; así como también las familias de Nicolás Carranza, Francisco Garibotti y Vicente Rodríguez, quienes fueron fusilados en José León Suárez en un hecho estuvo oculto hasta que el escritor Rodolfo Walsh lo narró en su libro Operación Masacre.

"Tenemos que recordar siempre lo que pasó, por eso conmemoramos un nuevo aniversario de los bombardeos a Plaza de Mayo, donde aviones de la Marina y de la Fuerza Aérea mataron niños, hombres y mujeres, con el único fin de matar al General Juan Domingo Perón", dijo Ferreño.

Y agregó que "también recordamos la fecha del 9 de junio del 56, cuando estaba un gobierno asesino, la revolución fusiladora, que mató a los compañeros que se animaron a contrarrestar a los asesinos que en el 55 bombardearon la Plaza".

Berta Carranza, hija de Nicolás Carranza, destacó que "es muy importante que esta historia, que tanto tiempo estuvo oculta debajo de la alfombra de los ricos, vuelva a salir a la luz y podamos nosotros, los cabecitas negras, reinvindicar a nuestros compañeros".

Por su parte, Costales manifestó que "a los que pasamos situaciones en la historia del peronismo con las muertes, nos une las ausencias" y señaló que "recordamos permanentemente a los compañeros que no están".

El 16 de junio de 1955, la Aviación Naval y parte de la Fuerza Aérea se sublevaron contra el Gobierno constitucional de Perón y bombardearon la Plaza de Mayo, al dejar caer cerca de 14 toneladas de bombas que provocaron más de 350 muertos y 2.000 heridos.

En tanto, entre el 9 y 12 de junio de 1956, se dio un levantamiento armado que intentó reponer a Perón como presidente constitucional de la Argentina, lo cual fue sofocado por la dictadura de Aramburu que derivó en una masacre en la que fueron fusilados 18 militares y 13 civiles.

(Télam)