El ministro de Gobierno, Derechos Humanos, Trabajo y Justicia de Salta, Ricardo Villada, aseguró hoy que ni el gobernador Gustavo Sáenz ni su entorno familiar fueron vacunados contra el coronavirus, y adelantó que será el Comité Operativo de Emergencia (COE), la instancia encargada de determinar el personal estratégico que estará en condiciones de ser inoculado.

“El gobernador no ha sido vacunado, al igual que ninguna persona de su entorno familiar. Tampoco lo hicieron los ministros y los secretarios de Estado de este gobierno, excepto los pertenecientes al Ministerio de Salud”, expresó Villada.

En una conferencia de prensa ofrecida hoy en la Casa de Gobierno de Salta, el ministro aseguró que “a esta aclaración la realizamos luego de una investigación que instruyera el propio gobernador sobre funcionarios del Gobierno que habían recibido algunas de las más de 70 mil dosis que ya se han aplicado en la provincia”.

“Pese a que han circulado videos por las redes sociales, algunos armados con evidente mala intención, que intentan involucrar a otros funcionarios, hoy podemos afirmar que ni el gobernador, ni su familia, ni los ministros ni los secretarios de estado han recibido la vacuna, por entender que era prioritario que la reciban otras personas de mayor riesgo”, insistió el funcionario.

Luego, adelantó que Sáenz dio “expresas instrucciones para que la vacunación del personal considerado como estratégico sea, de ahora en más, organizado y supervisado por el COE de la provincia, en el que participan legisladores del oficialismo y de la oposición; representantes del Poder Judicial e integrantes del Consejo Económico y Social”.

Villada explicó que esto se decidió aun cuando el proceso de vacunación en todo el país se desarrolla “a través del Plan Estratégico establecido por el Gobierno Nacional, en diciembre del año pasado”, y en ese entonces se definió quienes tendrían que se ser considerados como prioritarios a la hora de recibir la inoculación.

No obstante, detalló que Sáenz creyó “oportuno y conveniente encomendarle al COE que determine quienes pertenecen a ese grupo, para brindar mayor calidad y para dar las mayores garantías en el proceso de vacunación que se viene llevando adelante de manera transparente" en Salta.

Asimismo, anticipó que, “a partir de este momento, cualquier funcionario que se vacune como personal estratégico deberá realizarlo con previa autorización del COE, que determinará quiénes y cuándo les llega la vacunación”, y agregó que “dicha información se hará pública periódicamente”.

Respecto a los funcionarios que han sido vacunados, aclaró que son diez –de los cuales cinco nombres han trascendido a través de las redes sociales y los medios de comunicación- tras lo que indicó que “el ministro de Salud, Juan José Esteban, le informó al gobernador que dichas vacunas se colocaron de manera voluntaria, en dependencias sanitarias públicas, con el debido registro y sin ningún tipo de intento de ocular ninguna información”.

En este sentido, Villada sostuvo que “el gobernador ya anticipó que si hay gente que se vacunó y no le correspondía, deberá asumir las responsabilidades y las consecuencias que correspondan”.

El ministro destacó que Esteban proporcionará los nombres de los funcionarios vacunados a la justicia -que ya investiga el caso-, cuando los solicite, “ya que existe confidencialidad respecto a esa información, por la ley 25326, que en su artículo quinto dice que no se pueden divulgar esos datos”, y que “la única forma” de hacerlo es con un “consentimiento previo”.

“Será el ministro de Salud, cuando un juez se lo pida, quien suministrará estos datos, y será la justicia la que establecerá si esas personas han sido vacunadas de manera correcta o no, pero de ahora en más, los salteños podremos saber de manera anticipada quienes son las personas que se van a vacunar”, concluyó. (Télam)