El Colegio Público de Abogados de la Capital Federal (CPACF) volvió a solicitar una medida cautelar para que se exceptúe a los letrados del cumplimiento de las normas que restringen la libertad ambulatoria en el contexto del aislamiento social, preventivo y obligatorio impuesto por la pandemia de coronavirus, según se confirmó desde esa entidad.

Un pedido similar fue rechazado hace una semana por la jueza en lo contencioso administrativo federal Rita Ailán, pero ahora y con fundamento en una reciente acordada de la Corte Suprema, el colegio insistió y requirió que se resuelva sin notificar a las demandadas: el Estado Nacional y el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (GCBA).

A través de la Acordada 27/20 la Corte Suprema de Justicia dispuso ayer levantar la "feria judicial extraordinaria" por la pandemia para todos los tribunales nacionales y federales, excepto los de primera instancia con asiento en esta capital.

Por ello, el CPACF pidió que "ordene que se exceptúe a los abogados del cumplimiento del aislamiento social, preventivo y obligatorio" (ASPO) y "de la prohibición de circular, a los efectos de que puedan acceder a sus oficinas y concurrir a los tribunales de justicia en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires utilizando el servicio de transporte público".

Hace una semana y ante la acción de amparo promovida hace un par de meses, la magistrada solo había admitido "librar un oficio" al jefe del Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, para que "en el plazo de 10 días" contestara sendas notas que le dirigiera el CPACF el 29 de abril y el 8 de mayo de este año.

En esas misivas y con fundamento al derecho a trabajar, el CPACF, con decenas de miles de matriculados activos en esta jurisdicción, solicitaba que los letrados habilitados en esta ciudad fueran exceptuados de las medidas derivadas del aislamiento social para trasladarse a sus estudios y oficinas. (Télam)