El tratamiento de los fondos que la Nación remitirá anualmente la Ciudad de Buenos Aires para el funcionamiento de la policía porteña estaba demorado esta noche, después de más de siete horas del inicio de la sesión especial impulsada por el oficialismo.

El plenario legislativo -que preside Sergio Massa- se abrió con un quórum ajustado, ya que Juntos por el Cambio decidió no colaborar para que se pueda habilitar la sesión al rechazar el proyecto que reduce los fondos nacionales para el distrito porteño.

La iniciativa que busca convertir en ley el oficialismo establece en 24.500 millones de pesos anuales el monto que el Gobierno nacional le transferirá a la Ciudad de Buenos Aires para el mantenimiento de la policía.

La sesión especial impulsada por el Frente de Todos comenzó minutos antes de las 14 con un homenaje a Diego Maradona, quien murió la semana pasada.

Tras el homenaje al deportista se abrió la etapa de cuestiones de privilegio donde se anotaron 33 legisladores -la mayoría de Juntos por el Cambio- que utilizaron ese recurso reglamentario para cuestionar la convocatoria de la sesión por considerar que se debe efectuar con seis días de anticipación.

Los legisladores de JxC apuntaban a estirar el inicio del debate por los fondos para el Gobierno de Horacio Rodríguez Larreta, especulando con la llegada de la medianoche, cuando concluye el período de sesiones ordinarias.

Una de las primeras oradoras de JxC, la secretaria parlamentaria Silvia Lospenatto, cuestionó la citación realizada el viernes y señaló que "el funcionamiento irregular de la Cámara de Diputados atenta contra el debate democrático".

Además de cuestionar la convocatoria a la sesión también hubo quejas por el cronograma del tratamiento de la ley de legalización del aborto y los opositores pidieron que se concluya el sistema virtual y se vuelva a las sesiones presenciales.

Por su parte, a través de las redes sociales, la diputada del Frente de Todos Fernanda Vallejos cuestionó a Juntos por el Cambio y se preguntó "si la responsabilidad de un legislador o legisladora empieza y termina apoyando una parte del cuerpo en una banca".

"Cuánta hipocresía! Viniendo de diputados y diputadas del espacio político que, cuando gobernó sin pandemia, mantuvo el Congreso vergonzosamente cerrado", agregó.

Tras las cuestiones de privilegio se comenzaron analizar los pedidos para habilitar el tratamiento sobre tablas de un conjunto de iniciativas. (Télam)