Perú sufre un incremento de casos covid-19, con un preocupante 99% de ocupación de camas en unidades de cuidados intensivos (UCI) de Lima y la provincia del Callao.

En este contexto, la Sala Penal de Apelaciones de Chincha y Pisco afirmó en una resolución basada en teorías conspirativas, que el coronavirus fue una invención de las "élites criminales a nivel mundial".

Según los magistrados de esta corte, dichas élites conformadas por multimillonarios como George Soros, la familia Rockefeller y el empresario Bill Gates, buscan crear el “nuevo orden mundial”.

Para el tribunal, los magnates "manejaron y siguen direccionando" el covid-19

Como justificación a la demora para emitir un fallo, la Sala Penal de Apelaciones de Chincha y Pisco se excusó con que la pandemia tuvo un carácter "imprevisible" salvo para sus creadores, "que lo manejaron y siguen direccionando con un secretismo a ultranza dentro de sus entornos y corporaciones mundiales".

Después de conocerse el fallo públicamente, la Oficina Desconcentrada de Control de la Magistratura (Odecma) de Ica, abrió una investigación preliminar a los magistrados que suscribieron esa resolución, para determinar la existencia de presuntas irregularidades cometidas por los jueces