Un equipo de científicos de la Universidad de Bristol, en Inglaterra, sugiere que los cocodrilos cambiaron poco desde la era de los dinosaurios, debido a un patrón evolutivo que marca un ritmo lento. Sin embargo, este se acelera cuando el clima es más cálido, incidiendo también en el aumento de su tamaño corporal.

Según el estudio, publicado este jueves, los ejemplares de hoy se parecen mucho a los existentes hace unos 200 millones de años. No obstante, a pesar de que muchos cocodrilos sobrevivieron al impacto del asteroide en el Jurásico, actualmente solo hay 25 especies vivas.

El ritmo evolutivo encontrado es conocido como "equilibrio puntuado" o "equilibrio interrumpido", cuya teoría propone que cuando una especie aparece en el registro fósil, la población se estabiliza y presenta pocos cambios evolutivos durante la mayor parte de su historia geológica.

Los expertos utilizaron un algoritmo para estimar la tasa de evolución, es decir "la cantidad de cambios que han tenido lugar durante un determinado período de tiempo, que podemos calcular comparando las mediciones de los fósiles y tomando en cuenta su antigüedad".

El ritmo evolutivo encontrado es conocido como "equilibrio puntuado" o "equilibrio interrumpido"

Tasa de evolución lenta

De este modo, la investigación concluyó que los cocodrilos tienen una tasa de evolución lenta, donde al parecer alcanzaron un plan corporal lo suficientemente eficiente y versátil que no necesitaron cambiarlo para sobrevivir.

"Medimos el tamaño corporal, lo cual es importante porque interactúa con la rapidez con la que crecen los animales, la cantidad de alimento que necesitan, el tamaño de sus poblaciones y la probabilidad de que se extingan", agregó el autor principal del estudio, Max Stockdale, de la Universidad de Bristol.

Según el documento, el clima durante la era de los dinosaurios era más cálido que en la actualidad, lo que explicaría por qué había más variedades de cocodrilos. Al extraer energía del sol, los reptiles no necesitaban comer tanto como un animal de sangre caliente.

"Los cocodrilos llevaron un estilo de vida lo suficientemente versátil como para adaptarse a los enormes cambios ambientales que han tenido lugar desde que existían los dinosaurios", agregó Stockdale