En el marco de la presentación una comedia dramática que protagoniza junto a su hermano Darío, la actriz Luisana Lopilato habló con la prensa sobre la polémica que generaron los lives de Instagram que realizó con su marido durante la cuarentena.

En pleno aislamiento social, preventivo y obligatorio por coronavirus, sus fanáticos señalaron que el cantante la “zamarreaba” y rápidamente Luisana tuvo que salir a aclarar que no era víctima de violencia de género.

Meses después, en el lanzamiento de la puesta teatral por streaming "Hermanos", evaluó lo sucedido: “Sentí en ese momento la necesidad de decir 'chicos, paren, porque esto es un tema que no es para salir a opinar, opinar es gratis de atrás de la compu'”.

"Siento que viví muchas cosas en mi vida como para también tener esto arriba"

“Es difícil, hay mujeres que no la pasan bien y mueren. Entonces, meterse en la relación de una pareja, que no saben cómo es, el funcionamiento del día a día... En su momento me dolió porque sentí que no me lo merecía, ni yo ni mi marido, y después salí a hablar. Tuve la posibilidad en Intrusos y salí a hablar y decir 'no, nosotros como familia no nos merecemos esto'", reflexionó.

También aclaró que Michael no le pidió que le pusiera un freno a lo que se estaba diciendo de él. "No es defender, no lo tengo que defender, no sentí la necesidad de defenderlo; ya me estaba doliendo a mí. Siento que viví muchas cosas en mi vida como para también tener esto arriba y un peso. Uno cuando vive situaciones duras, ve la vida de otra manera", concluyó diciendo