En el despacho del intendente José Luis Salomón se recibieron 900 nuevos test rápidos para la detección temprana de COVID-19.

Serán empleados en la campaña que lleva adelante el municipio diariamente en el CAPS San Roque y todos los miércoles con la presencia del CAPS Móvil en el Relevamiento Sanitario que se desarrolla en las distintas plazas de la ciudad.

Se trata de un esfuerzo importante que realiza el municipio coordinado desde la subsecretaría de Salud para llevar adelante esta tarea preventiva enmarcada dentro de la emergencia sanitaria generada por la pandemia de COVID-19