Tras ello, el intendente José Luis Salomón comentó “que la rendición de cuentas por quinta vez consecutiva tenga la aprobación unánime marca que la administración trata de ser lo más ordenada, eficiente y austera posible”.

“Podemos discutir, no compartir muchas cosas, pero eso no quita la racionalidad de la convivencia. Ese es un mensaje importante que estamos dando a los vecinos de Saladillo: entender que si las cosas están bien y ordenadas, no tenemos por qué actuar con mezquindad”, dijo.

Por otro lado, destacó la voluntad de los saladillenses de seguir pagando las tasas municipales.“La gente podía haberse guardado esa plata en esta emergencia sanitaria, pero sabe que ese dinero se devuelve en hisopados rápidos, una combi de Salud para traslados, y en dar respuesta y acompañar a los comercios y actividades culturales y deportivas, y un montón de servicios”